miércoles, 30 de marzo de 2011

Brasil podría comprar deuda soberana de Portugal para aliviarlo


Portugal es considerado como el próximo candidato a una ayuda financiera internacional similar a la ya recibida por Grecia e Irlanda, otros dos miembros de la Eurozona. Los plazos financieros acechan al gobierno luso, que debe pagar 4.200 millones de euros de deuda el 15 de abril y otros 4.900 millones el 15 de junio.

Brasil podría "comprar una parte de la deuda soberana portuguesa" para ayudar a su ex potencia colonial a superar la grave crisis financiera que atraviesa, indicó la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en declaraciones a la prensa lusa.

"Estamos estudiando la mejor manera de participar en la recuperación de la economía portuguesa. Nuestros equipos
 tienen un diálogo permanente y fluido sobre esta cuestión", dijo Rousseff en una entrevista que publica el miércoles al Diario Económico.

"Una de las posibilidades es la compra de una parte de la deuda soberana portuguesa", señaló la presidenta de Brasil, aclarando que además se analizan "otras alternativas", como "la compra anticipada de títulos brasileños actualmente en manos del gobierno portugués".

Rousseff ya había dicho el miércoles que Brasil haría "todo lo posible por ayudar a Portugal", precisando que en su país existen "reglas muy estrictas en cuanto a la utilización de nuestras reservas".

La presidenta de Brasil había aclarado que, hasta el momento, Portugal no había presentado ningún "pedido formal" de ayuda.

Portugal es considerado como el próximo candidato a una ayuda financiera internacional similar a la ya recibida por Grecia e Irlanda, otros dos miembros de la Eurozona.

Los plazos financieros acechan al gobierno luso, que debe pagar 4.200 millones de euros de deuda el 15 de abril y otros 4.900 millones el 15 de junio.

Para ciertos analistas, Portugal podría intentar superar esos vencimientos gracias a préstamos de otros países bajo la forma de compras directas de su deuda.

China, que según informaciones de prensa nunca desmentidas habría comprado ya más de 1.000 millones de euros de deuda portuguesa en enero, dijo la semana pasada estar dispuesta a "reforzar sus lazos" con Portugal.

El miércoles pasado, el primer ministro portugués José Sócrates dimitió después de que el Parlamento rechazara un nuevo plan de austeridad, que supone "garantizar" la reducción del déficit público a 2% del PIB hacia 2013 y evitar el recurso a una ayuda financiera internacional.

En la entrevista al Diario Económico, Rousseff afirmó por otra parte que muchas empresas brasileñas están "interesadas en el mercado portugués" y que quiere una mayor cooperación entre ambos países, especialmente en "los sectores de la energía, el turismo, la aeronáutica, las telecomunicaciones y medios (de comunicación)"

"Portugal es un país muy importante para Brasil. Es nuestra puerta de entrada a Europa", subrayó.

Dilma Rousseff se encontraba el miércoles por la mañana en Coimbra (centro) para asistir a una ceremonia en homenaje a su predecesor Luiz Inacio Lula da Silva en la célebre universidad de esta ciudad.

Sin embargo, Rousseff tuvo que acortar su visita a Portugal debido al deceso de José Alencar, vicepresidente brasileño durante los dos mandatos de Lula, por lo que anuló los encuentros previstos para la tarde del miércoles con su homólogo portugués, Aníbal Cavaco Silva, y José Sócrates

Fuente: estrategiasynegocios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons