viernes, 4 de marzo de 2011

El mercado de los autos chinos comienza a congestionarse


El mayor mercado de autos del mundo se está congestionando.

Atraídos a China por una poderosa tendencia – el alza de los ingresos que supone una creciente demanda de autos- los fabricantes de autos enfrentan una desaceleración en el crecimiento. El gobierno está desmontando los incentivos impositivos que alentaron las compras de autos en 2009 y 2010, el financiamiento para las compras se volvió más difícil y Beijing ha comenzado a limitar la entrega de placas.

Luego de expandirse 36% en 2010, las ventas de
 vehículos de pasajeros crecieron solamente 21% en enero con respecto a un año atrás. Pero la caída podría haber sido más pronunciada de lo que los datos sugieren: debido a que los fabricantes alcanzaron rápidamente sus metas de ventas para 2010, quizás no hayan contado algunas ventas de diciembre sino hasta enero. Para el conjunto de 2011, J.D. Power & Associates pronostica un crecimiento mucho más lento de alrededor de 11%.

Eso no está mal, dado el tamaño del mercado chino, pero implica que comenzó la carrera entre los fabricantes para encontrar las porciones del mercado donde las posibilidades de expansión son mayores.

La demanda todavía crece rápido en el segmento del mercado de los autos más baratos, pero es allí donde la competencia es más intensa. Las marcas locales, que actualmente tienen un porcentaje más alto del mercado de vehículos económicos, están aumentando en forma significativa su capacidad de producción. Sumadas, BYD, Chery Automobile y Geely Automobile Holdings, que en 2010 representaron más del 10% de un mercado fragmentado, duplicarán su capacidad de producción entre 2010 y 2015.

Pero las compañías extranjeras como General Motors, Nissan y Honda, en empresas conjuntas con socios locales, también están tratando de fortalecerse. Compañías que en el pasado se concentraban en las atractivas urbes del oriente del país están avanzando tierra adentro y concentrándose en el mercado de autos baratos, desarrollando nuevas marcas que atraen la demanda de una creciente ola de consumidores en las ciudades chinas de pequeño y mediano tamaño.

Un resultado natural de esta competencia serán los precios más bajos. BYD ya anunció planeas para reducir sus precios hasta 19% en cinco de sus principales modelos. Chery y Geely hasta el momento no han seguido sus pasos pero los inversionistas todavía temen una guerra de precios. Si se suman a la mezcla el incremento de los costos por las materias primas y la mano de obra, el resultado son márgenes de ganancia más bajos.

Luego de subir mucho, las acciones de BYD que cotizan en la bolsa de Hong Kong, han estado cayendo durante todo un año y Geely retrocedió 31% desde su nivel máximo alcanzado en noviembre del año pasado, considerablemente más que la caída de 7% que tuvo el indicador Hang Seng en su conjunto. Los fabricantes chinos independientes ya comenzaron a estancarse.

Pero, con la competencia lista para intensificarse, la caída en el precio de las acciones no quiere decir que comience a emerger un mayor valor.

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons