lunes, 14 de marzo de 2011

El terremoto golpea al sector manufacturero japonés


TOKIO—Doblegada por el potente terremoto del viernes, la producción manufacturera de Japón enfrenta ahora el nuevo desafío de cortes de electricidad, que han provocado el cierre de plantas que escaparon a los daños del sismo.

La suspensión de operaciones en fábricas de autos y chips amenaza con interrumpir algunas cadenas de suministro en todo el mundo, al menos de forma temporal.

Los fabricantes de autos de Japón prácticamente paralizaron todas sus actividades, desactivando líneas de producción
utilizadas no solamente para la fabricación local sino para proveer de motores y otras partes a plantas alrededor del mundo.

Las autoridades japonesas dijeron que interrupciones coordinadas del suministro eléctrico empezarían el lunes y se prolongarían por varias semanas para enfrentar una escasez de energía. El primer ministro de Japón, Naoto Kan, dijo que había un riesgo de apagones a gran escala debido en gran parte a los daños sufridos por el conjunto de reactores nucleares que genera habitualmente 20% de la electricidad del país.

Plantas de acero, papel y aparatos electrónicos también fueron cerradas. Y las empresas tuvieron que enfrentar la interrupción de las redes de comunicación y de transporte, así como la necesidad de sus empleados de saber sobre la suerte de familiares desaparecidos.

Suzuki Motor Corp., Mitsubishi Motors Corp. y Hino Motors Ltd. dijeron que interrumpirían las operaciones en sus fábricas japonesas el lunes, uniéndose a Toyota Motor Corp., Honda Motor Corp. y Nissan Motor Corp., que anunciaron lo mismo el sábado. Decenas de plantas que producen partes para los fabricantes de autos también se han visto afectadas.

Toyota dijo que suspendería el lunes operaciones en sus 12 plantas en Japón para darles a sus empleados y proveedores de partes tiempo para averiguar cómo se encontraban sus familiares. La automotriz determinará hoy lunes cuándo reanudará operaciones.

Mazda Motor Corp. suspendió la producción en sus cuatro plantas en la parte occidental de Japón para el lunes y el martes debido a la escasez de partes.

La interrupción de la producción de repuestos amenazaba con desacelerar la producción en fábricas automotrices japonesas ubicadas en otras partes del mundo.

Muchos de las automotrices y fabricantes de partes podrán con el tiempo transferir la producción a plantas en Estados Unidos y Europa y otras regiones. Un analista de la industria dijo que el impacto del terremoto sería "controlable".

Las plantas de semiconductores al norte de Japón, que fue la región más afectada, parecen haber sufrido daños limitados. Pero muchas permanecieron cerradas debido a falta de electricidad u otros problemas.

Parece haber pocas posibilidades de interrupción en el mercado de componentes para almacenamiento de datos, los cuales son necesarios para productos como el iPad y los iPhones de Apple.
Las fábricas de esos componentes de Toshiba y SanDisk Corp. —que generan alrededor de un tercio de la producción global— están muy alejadas del lugar del terremoto.

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons