martes, 15 de marzo de 2011

Los daños por el terremoto de Japón podrían llegar a los 10 billones de yenes


SINGAPUR (EFE Dow Jones)--Los daños del maremoto que asoló el noreste de Japón el viernes podrían ascender a 10 billones de yenes (millones de millones) y restar de un plumazo tres puntos porcentuales del Producto Interior Bruto este año, registrándose el mayor impacto en el trimestre abril-junio, según estimaciones de los economistas.

No obstante, los analistas indican que los
trabajos de reconstrucción probablemente incrementarán el crecimiento a partir del segundo semestre y deberían ayudar a que el PIB suba en 2012 por encima de las previsiones actuales.

Mientras las autoridades siguen intentando calcular la cuantía de los daños --y luchando por controlar el sobrecalentamiento de los reactores nucleares cuyo fallo podría empeorar la situación de manera inimaginable-- los economistas admiten que cualquier proyección de daños en este momento es muy provisional y podría cambiar a medida que se vayan conociendo más detalles de la situación.

El economista de Citigroup Kiichi Murashima estimó los daños totales entre 5 billones y 10 billones de yenes. Los daños a las viviendas ascenderían por sí solos a varios billones de yenes.

Masaaki Kanno, de JP Morgan, dijo en una nota de análisis que el terremoto de Kobe en 1995 --que fue menos poderoso pero afectó a una zona más poblada y económicamente crítica-- causó daños por valor de 9,9 billones de yenes. En el caso actual, vista la gran extensión del noreste literalmente borrada del mapa por el tsunami, los daños podrían ser superiores, dijo Kanno.

Además, indicó, "lo preocupante es que las actividades económicas en otras regiones ya se han visto negativamente afectadas" por el terremoto del viernes, debido a las interrupciones en grandes fábricas y los daños a las centrales nucleares y energéticas en el noreste que provocarán apagones en el centro del país durante, como mínimo, varias semanas.

Muchos analistas consideran, sin embargo, que los desastres naturales pueden impulsar el crecimiento económico a medio-largo plazo, aunque lo reduzcan a corto plazo.

Pero varios factores sugieren que la recuperación de Japón esta vez podría seguir una trayectoria distinta.

En primer lugar, Japón no estaba lejos en 1995 de los años de la burbuja en los que parecía avanzar inexorablemente hacia la supremacía económica mundial. Por el contrario, el desastre actual encuentra al país en un agujero deflacionario y con la economía creciendo apenas y recientemente superada por China como segunda potencia económica mundial.

La recuperación de la crisis financiera mundial ha sido más lenta en Japón que en otras economías desarrolladas y "el terremoto probablemente aumentará la fragilidad de Japón", dijo Shane Oliver, director de estrategia de inversión y economista jefe de la australiana AMP Capital Investors.
El primer ministro Naoto Kan, cuyo gobierno lleva meses al borde del colapso, ha encontrado súbitamente a la oposición más dispuesta a cooperar y se espera que pronto apruebe un presupuesto adicional para financiar la reconstrucción.

Pero eso probablemente supondrá un incremento de la carga de deuda de Japón, que ya es la más elevada del mundo desarrollado, situándose cerca del 200% del PIB anual. Junko Nishioka, analista de Royal Bank of Scotland, estimó que podrían necesitarse más de 10 billones de yenes en bonos nuevos para pagar la reconstrucción, aunque parte de esa cantidad podría obtenerse con un impuesto temporal, para el cual la oposición ya ha mostrado su apoyo

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons