jueves, 10 de marzo de 2011

Pesquisa con octanaje


PUERTO RICO. Los consumidores podrían ser víctimas de las prácticas ilegales que cometen algunos miembros de la industria de la gasolina, ya sea cuando venden por debajo del costo o cuando los mayoristas también operan estaciones.

Ambas prácticas tienen el efecto de reducir la competencia y, en algunos casos, estos esquemas están ligados al lavado de dinero, según las autoridades.

Consciente del serio problema que representan para la economía dichas acciones, la Oficina de Asuntos Monopolísticos (OAM) del
Departamento de Justicia conduce dos investigaciones a miembros de la industria, y una de ellas se relaciona con mayoristas que se alega están ligados a la operación de estaciones al detal.

Guillermo Somoza, secretario del Departamento de Justicia, y José G. Díaz Tejera, director de la OAM, dijeron a El Nuevo Día que hay siete investigaciones en curso sobre esa práctica ilegal.

Uno de los casos lleva más de dos años bajo investigación y hay alegaciones sobre lavado de dinero, señaló Díaz Tejera. “Hasta el momento no hemos encontrado visos de ilegalidad”, comentó el director de la OAM sobre ese caso en particular.

A preguntas de si su oficina tiene conocimiento de que hay mayoristas que también operan estaciones, el director respondió: “Sí, desde hace tiempo”.

Aclaró que la Ley de Gasolina, aprobada desde 1978 y enmendada en 1996, no prohíbe a los mayoristas que sean dueños de gasolineras, pero sí les prohíbe que operen las mismas. Por eso, los mayoristas de marca -entre ellos Texaco, Total y Sol que se mercadea bajo Shell- han arrendado sus estaciones a detallistas.

“Hay empresarios que son dueños de negocios de acarreo y tienen familiares operando estaciones”, dijo Díaz Tejera, quien indicó que la prohibición del esquema familiar es para evitar el fraude.

La ley, explicó, lo que requiere es que los mayoristas actúen en igualdad de condiciones con todos sus detallistas.
La OAM podría descorrer el velo corporativo en una investigación, si sospecha que un mayorista favorece a unas estaciones en perjuicio de las otras.

Denuncias que llevan años

Durante la última década, la Asociación de Detallistas de Gasolina (ADG) ha denunciado que mayoristas independientes operan estaciones. En el año 2001, Asuntos Monopolísticos se comprometió a investigar una de esas denuncias, pero la ADG desconoce si la realizó y cuál fue el resultado.

“Nos atienden las querellas, pero no entendemos los procesos ni cuáles son los resultados de las investigaciones”, argumentó Héctor Gierbolini, presidente de la ADG.

Sin embargo, Díaz Tejera, quien está al frente de la OAM desde el año 2002, aseguró que esta vez la pesquisa que conduce se completará este mismo año.

Práctica ilegal que prolifera

La segunda pesquisa trata sobre detallistas que venden la gasolina al costo o por debajo del costo, práctica que recién se ha intensificado.

“Esta es una modalidad reciente, de los últimos seis o siete meses”, aseveró Díaz Tejera.
La OAM investiga a siete detallistas que se alega tienen esta práctica, y tan reciente como el viernes pasado recibió una de ellas.

Somoza, por su parte, explicó que vender al costo o por debajo del costo es una práctica ilegal del comercio, porque excluye la competencia, además de tener “otras repercusiones de índole de lavado de dinero”.

Señaló el titular de Justicia que hay varios narcotraficantes que han sido capturados que son dueños de gasolineras.

No existe un estándar en términos jurisprudenciales para definir lo que es vender bajo costo o depredación. Pero la interpretación del Departamento de Justicia, según Somoza, es que el costo se refiere al costo de adquirir el producto.

“Si compra a 80.7 centavos el litro y lo vende a 79.7, eso es ilegal”, advirtió el secretario. El violador de la ley se expone a multas de hasta $5,000 diarios por cada día que la OAM pueda probar que vendió por debajo de costo.

No le imponen multa

Díaz Tejera señaló que su oficina solo ha radicado un caso ante el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), que es el ente que actúa como un tribunal y adjudica si hubo violación de ley o no.

El caso fue de un detallista del área oeste y se sometió en el 2010. La investigación evidenció que vendía por debajo del costo. Sin embargo, la propia OAM le recomendó al DACO que no le impusiera ninguna multa.

¿Por qué? Porque llevaba poco tiempo como detallista y no tenía antecedentes de esa práctica, justificó Díaz Tejera, quien no identificó al infractor.

En la Isla, hay 1,200 estaciones que son manejadas por 900 detallistas

Fuente: elnuevodiario.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons