jueves, 10 de marzo de 2011

Uno de los mayores escándalos de Wall Street llega a los tribunales


Parte de los secretos del mercado financiero de Estados Unidos comenzará a salir a luz a partir de este martes con la apertura del juicio contra el gestor Raj Rajaratnam, cofundador de Galleon Group, a quien se acusa de haber ganado US$45 millones de manera ilícita entre 2003 y 2009, mediante el uso indebido de información privilegiada.

Se espera que por la sala de audiencias de la Corte de Distrito de Nueva York, que lleva adelante el proceso, desfilen varios nombres conocidos en Wall Street que trabajan o trabajaron para compañías tales como
Goldman Sachs y la consultora McKinsey, entre otras.

La causa fue promovida por el gobierno federal en tiempos en que la crisis financiera que se generó en Estados Unidos puso en entredicho la transparencia de los mercados de derivados, donde se comercializan diversos fondos de cobertura (hedge funds) con distinto grado de riesgo.

Según la Fiscalía, que debe sostener la acusación, se trata del mayor juicio en su tipo en la historia del país.

En ámbitos políticos ven a este proceso como una suerte de examen para las autoridades gubernamentales que intentan demostrar que el uso o abuso de información privilegiado es una "práctica común" en el sector y tener así argumentos para promover mayores regulaciones.

Principal acusado
Raj Rajaratnam, el principal acusado, es oriundo de Sri Lanka pero tiene la ciudadanía estadounidense y trabaja desde hace años en el mundo de los mercados financieros

Además de él, están acusadas más de 20 personas, entre ejecutivos, abogados y operadores bursátiles. Varios de ellos optaron por declararse culpables.

El cofundador de Galleon Group salió en libertad bajo fianza tras haber sido arrestado en 2009.
Desde entonces insiste en declararse inocente y confía que podrá demostrarlo en este juicio que se extenderá entre seis y ocho semanas.

Si el acusado es encontrado culpable, podría enfrentar una pena de hasta 20 años de prisión y el juicio podría tener ramificaciones en otros casos.

Repercusiones en el mercado
La prensa especializada pone su mirada en las repercusiones que puede tener este juicio, sobre todo en la imagen de otras compañías desde donde supuestamente se filtró información sensible que habría permitido al acusado anticipar operaciones de compra venta de títulos y así obtener mayores rendimientos.

Uno de los condimentos de este proceso es la posibilidad de que el director ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, sea llamado a testificar

La vinculación con este conocido banco de inversión surge de las sospechas que pesan sobre Rajat Gupta, ex jefe de la consultora McKinsey y ex miembro de la junta directiva de Goldman Sachs.

Según se cree, Gupta habría avisado de la llegada de una inversión por unos US$5.000 millones a Goldman Sachs lo que le habría permitido a Rajaratnam comprar acciones antes de que se concrete esa operación y luego venderlas a un valor superior.

La Comisión de Valores (SEC, por sus siglas en inglés) también presentó cargos en su contra.
Las compañías desde las que se filtró la información no enfrentan ninguna acusación formal y en general se presentan como víctimas del accionar de empleados a los que consideran infieles.

Sin embargo, cabe la posibilidad de que esas empresas tengan que explicar ante la Justicia cómo se produjeron las filtraciones.

Si surgen evidencias de que sus ejecutivos entregaron intencionalmente información sensible para manipular los precios en el mercado de títulos y acciones, eso puede ser motivo para demandar a esas empresas, comenta el sitio especializado en economía Bloomberg, citando la opinión del abogado neoyorquino Mark Rifkin, quien representa a un grupo de inversores.

Desde la defensa de Rajaratnam niegan que se hayan realizado actividades ilícitas y sostienen que los asesores de inversiones realizaban consultas de rutina dentro diferentes compañías como parte de la búsqueda de noticias sobre los movimientos del sector.

Escuchas telefónicas
Entre las pruebas que pueden ser utilizadas se encuentran las grabaciones de cientos de conversaciones telefónicas entre el acusado y empleados de otros bancos y empresas financieras

Para la parte acusadora, estas cintas de audio son concluyentes. Otros, sin embargo, dicen que la defensa también tiene posibilidades de demostrar que esas grabaciones fueron sacadas de contexto e interpretadas de manera incorrecta.

También se especula con que alguna de esas conversaciones puede incluso beneficiar al acusado.
El diario The New York Times destaca el hecho de que el Departamento de Justicia haya utilizado estas técnicas de investigación que son "tradicionalmente" empleadas en la persecución del crimen organizado.

Según el citado matutino, con el empleo de estas herramientas la investigación ha llegado al escalón más alto en el ámbito de las corporaciones financieras estadounidenses

Fuente: bbcmundo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons