lunes, 13 de junio de 2011

Cómo ganar US$4.000 millones con cupones


El hombre que podría ganar más de US$4.000 millones con la salida a bolsa de Groupon Inc., la empresa de cupones de descuento a través de Internet, es un estadounidense sin pretensiones de 41 años y comenzó vendiendo alfombras en la calle.

Eric Lefkofsky, que aportó el primer US$1 millón semilla en Groupon en 2008, saltó a la fama en el mundo de los negocios cuando el 2 de junio la empresa de comercio electrónico presentó la documentación de una de las ofertas públicas iniciales más esperadas del año. Lefkofsky aparece como el principal accionista de Groupon, con 21% de participación, tres veces más que Andrew Mason, el presidente ejecutivo y cara pública de la empresa.

Si Groupon, que ofrece descuentos diarios para bienes y servicios en asociación con comercios locales, es valuada como se espera en US$20.000 millones o más, la inversión de Lefkofsky de US$1 millón pasaría a valer alrededor de US$4.000 millones.

Sin embargo, para Lefkofsky, Groupon no ha representado el premio gordo de la lotería de Internet. Es el resultado de una vida de crear y vender empresas, a veces con resultados poco halagüeños. El proceso lo ha llevado a establecer una serie de principios empresariales: entre a mercados
grandes que estén creciendo rápidamente, cambie de rumbo cuando las cosas no estén dando resultado y utilice los datos como guía.

"En nuestro actual entorno, las empresas y los consumidores están cambiando mucho más rápido que en los viejos tiempos", dijo en una entrevista. "Se necesita acceso a la información para determinar qué hacer después", agrega.

Lefkofsky, presidente ejecutivo de la junta directiva de Groupon, es una rara mezcla de modestia típica de la región central estadounidense y obsesión propia de Silicon Valley. Vive en las afueras de Chicago con su esposa e hijos, permaneciendo cerca de sus raíces en el estado de Michigan. Odia volar y viaja por negocios solamente entre cuatro y seis veces al año. No tiene una casa de vacaciones. Su prenda característica es un chaleco de lana, que utiliza todos los días exactamente por siete meses al año para protegerse de los duros vientos de Chicago.

A diferencia de Steve Jobs, presidente ejecutivo de Apple, con sus famosos buzos negros de cuello tortuga, Lefkofsky cambia el color de sus chalecos.

Llega a trabajar todos los días hacia las 6 de la mañana y está de regreso en su casa a las 6 de la tarde. Rara vez trabaja los fines de semana o por la noche.

Sus amigos dicen que analiza y desglosa todo, algunas veces a un punto casi cómico.

Lefkofsky creció en un mundo armónico, en una familia de clase media de Southfield, Michigan. Su padre era un ingeniero, su madre una maestra de escuela. En la secundaria no fue un alumno destacado y mostró poco interés en la tecnología o los negocios, dijo.

"Era el típico estudiante de secundaria confundido e inseguro", recuerda.

En su primer año en la Universidad de Michigan, donde estudió historia, fue abandonado por su novia. Para distraerse, comenzó a vender alfombras usadas. Los compradores eran mayoritariamente estudiantes que querían acondicionar de forma barata sus dormitorios universitarios. En ese emprendimiento descubrió su "fascinación con el dinero" y los negocios. Se expandió a otras universidades y llegó a ganar US$100.000 al año cuando todavía estaba estudiando.

Luego de la universidad, él y un amigo, Brad Keywell, crearon varias empresas de ropa, de promociones en Internet, una de impresión y otra de gestión de sistemas de transporte para empresas. Algunas prosperaron, otras no tanto.

Debido a restricciones de las leyes bursátiles de EE.UU., Lefkofsky no puede hablar sobre Groupon durante el proceso de salida a bolsa.

Su papel en la compañía de cupones comenzó cuando Mason, el fundador, era un joven apasionado de la tecnología que trabajaba en InnerWorkings, la empresa de impresión de Lefkofsky. El ejecutivo se transformó entonces en su mentor y amigo.

Cuando Mason tuvo la idea de crear una compañía que pudiese organizar grupos en torno a causas sociales o políticas, Lefkofsky y Keywell invirtieron US$1 millón para lanzarla. Luego esa compañía se transformaría en Groupon.

Lefkofsky ganó millones cuando InnerWorkings y Echo (su empresa de logística de transporte) salieron a bolsa. Y ya ha obtenido más de US$300 millones con la venta de algunas acciones de Groupon a inversionistas externos. Debido a que ya es millonario, dice, no cree que las ganancias extraordinarias provenientes de la oferta pública de acciones de Groupon vayan a traer grandes cambios a su vida. "En cierto punto, uno deja de contar", afirma.

Asegura que está concentrado en Groupon y las más de 20 empresas que él y Keywell han financiado a través de su fondo de US$100 millones, llamado Lightbank. Aunque tiene esperanzas sobre las perspectivas de estos negocios, dice que las probabilidades de encontrar otro Groupon son escasas.

"Para que eso ocurra, tendría que encontrar otro Andrew Mason. Necesité de la magia de Andrew para crear este tipo de valor", asegura.

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons