martes, 21 de junio de 2011

Las chinas también quieren juguetes caros


Ya no son sólo los hombres ricos del país los que abren la billetera para comprar autos Maserati y ropa Armani

BEIJING—La empresa italiana de joyas Bulgari SpA y la de autos deportivos Maserati SpA han tenido éxito en China en gran medida presentándose como símbolos del estatus masculino.

Pero ambas compañías recientemente se sumaron a un creciente número de marcas de lujo que han modificado sus tácticas de marketing en China para también atraer a las mujeres emprendedoras, un mercado que crece con rapidez y que también quiere accesorios y juguetes caros.

Maserati ha estado organizando fiestas privadas junto con la línea de cosméticos de Giorgio Armani y la compañía italiana de prendas íntimas La Perla para cortejar a las nuevas ricas de China. De los 400 autos Maserati que se vendieron en China el año pasado, 30% fueron comprados
por mujeres, frente a 7% en 2005, de acuerdo con la compañía. Maserati dice que la proporción de clientas en China hace palidecer a las compradoras en mercados de Estados Unidos y Europa, donde oscilan entre 2% y 5%.

"Mucha gente cree que los caballeros están generosamente comprando regalos lujosos para las mujeres en China, pero nuestra observación indica que la gran mayoría de quienes compran son mujeres que han conseguido un gran éxito en sus negocios y ahora se están premiando a sí mismas con las cosas más bellas de la vida", dice Christian Gobber, director gerente de Maserati China.

Las mujeres fueron responsables de más de 50% de los US$15.000 millones en ventas de productos de lujo en China en 2010, de acuerdo con la firma de consultoría McKinsey & Co. Eso se compara con 45% en 2008. La mujer china promedio que consume productos de lujo gastó en 2010 22% más que en 2008, en tanto que el aumento del gasto de los hombres equivalió solamente a 10%.

En 2010, Bulgari, con sede en Roma, incrementó su gasto en publicidad en las revistas dirigidas a un público femenino a 22 millones de yuanes (US$3,3 millones) frente a apenas 106.000 yuanes un año antes, de acuerdo con la agencia de publicidad Charm Communications de Beijing. Bulgari fue recientemente comprada por LVMH Moët Hennesy Louis Vuitton SA.

Durante la última década, el mercado chino de productos de lujo —que se espera se transforme en el más grande del mundo en 2020— ha sido impulsado por los hombres, que suelen hacer regalos a sus socios de negocios. Los compradores masculinos impulsaron el crecimiento en China de las ventas de fabricantes suizos de relojes, joyerías como Cartier y otros proveedores de bienes de lujo como Louis Vuitton y Gucci, una división de PPR SA.

Ahora que las mujeres han surgido como una fuerza creciente, las marcas que tradicionalmente apuntan a ellas están realizando una ofensiva de mayor envergadura. La empresa británica Burberry Group PLC y la marca francesa Chloé , propiedad del grupo suizo de productos de lujo Cie. Financière Richemont SA, están organizando presentaciones en las que muestran por anticipado sus colecciones futuras. Las mujeres sienten más la presión de estar a la moda, dice Yuval Atsmon, un ejecutivo de McKinsey.
En dos años, China será el mercado más grande para Chloé gracias al aumento de la cantidad de compradoras, dice su presidente Geoffroy de la Bourdonnaye. "Las mujeres en este país se están volviendo más independientes, más enfocadas en sus carreras y más poderosas en el mercado", asegura.

Igualmente, muchos minoristas están experimentando con nuevas tácticas en línea, ya que es más probable que las mujeres compren por Internet que los hombres.

En marzo, Chanel invitó a la artista china Zhou Yi a su desfile de moda en París, con la esperanza de que mencionara la marca a sus cerca de 3.000 seguidores en Sina Weibo, un servicio chino de microblogueo similar a Twitter.

Givenchy, parte del imperio LVMH, lanzó su propia cuenta en Weibo en enero y la está usando para conectarse con sus seguidoras y anunciar la llegada de nuevos productos, como las carteras de cuero Nightingale, que se venden por entre US$2.500 y US$5.000. "Las mujeres quieren más formas de experimentar la marca, quieren tocarla, sentirla e interactuar", dice Wilfred Koo, presidente de Givenchy para China y Asia-Pacífico.

El rápido crecimiento de la segunda economía del mundo ha generado oportunidades de trabajo y posibilidades de ganar dinero para ambos sexos. Cada año, 76% de las egresadas universitarias en China aspira a conseguir posiciones gerenciales, comparado con 52% en EE.UU, de acuerdo con el centro de estudios Work-Life Policy.

China es el hogar de 11 de las 20 mujeres más ricas del mundo y de 153 con fortunas superiores a los US$150 millones, de acuerdo con Hurun Report, una empresa con sede en Shangai.

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons