viernes, 15 de julio de 2011

Italia en la encrucijada de su deuda estatal


Italia, tercera economía de la zona euro, enfrenta una deuda pública de más del 120 por ciento de su PIB. Es el doble del tope establecido por la Unión Europea. Urge vender bonos, recortar y privatizar

Sólo la situación financiera griega es peor. Y la italiana “no ha sido desencadenada por burbuja inmobiliaria o crisis bancaria alguna”, sino por el propio Gobierno, con una pésima administración del presupuesto nacional, sentencian analistas del semanario alemán Der Spiegel.

Voto de confianza

Para equilibrar el presupuesto, el Gobierno de Silvio Berlusconi ha pedido un voto de confianza al Parlamento. Se trata de la aprobación de un plan de austeridad para los próximos tres años y medio, endurecido en apenas dos semanas de 40.000 a 79.000 millones de euros. El paquete de medidas –discutido en el Senado este jueves (14.07.2011) y pendiente de la aprobación final de la Cámara de Diputados el viernes– pretende reducir el déficit presupuestal del 4,6 al 0,2 por ciento hasta el año 2014, informa la agencia de noticias AFP.

Se estima que al menos las nuevas deudas contraídas por la administración pública italiana podrían mantener el déficit
 presupuestario anual por alrededor del tres por ciento del PIB hasta 2012 (el tope que exige el Tratado de Maastrich). Pero el PIB de Roma apenas crecerá cerca del 1 por ciento en los próximos dos años, prevé la Comisión Europea. Y el país está ya en la mira de especuladores que apuestan por la quiebra del Estado y su necesidad de un rescate externo, como en los casos de Grecia, Irlanda y Portugal.

Recortar y privatizar

Italia quiere ahorrar 3.000 millones en 2011, 6.000 en 2012, 25.000 en 2013 y 45.000 en 2014. Los recortes comenzarán en el servicio público, con la reducción de plantillas, la congelación de salarios y más estrictas reglas para bajas por enfermedad. En el sistema de salud se prevé una subida de tasas desde el mismo lunes próximo, de modo que –por ejemplo- se comenzará a cobrar en los hospitales por la admisión de casos de emergencias leves.

Además, se subirán los impuestos al consumo de combustible. A los pensionados con rentas mayores de 90.000 euros al año se les descontará un impuesto de solidaridad de entre el cinco y el diez por ciento a partir de 2012. Y la fecha de retiro se irá posponiendo progresivamente de uno a tres meses hasta 2014. 

Grandes recortes sufrirán las regiones y comunas: las que se ubiquen por debajo de una cifra de habitantes preestablecida verán contraerse los servicios estatales relacionados con guarderías, escuelas y transporte público. Ingresos adicionales al presupuesto del Estado italiano deberán provenir de privatizaciones por valor de entre 30 y 35 millones de euros. Según los medios locales, el Estado podría comenzar por privatizar en los servicios de correos, ferrocarril, energía (Enel y Eni) y en los propios medios (RAI-TV)

¿Mejores perspectivas?

En la carrera por restablecer la confianza de los mercados, el ministro de Economía, Giulio Tremonti, se comprometió, a largo plazo, a enmendar la Constitución del país con una “norma de oro” que asegure el equilibrio presupuestal, salvo que sea necesario el endeudamiento por inversiones.


Por lo pronto, mientras el Parlamento apruebe este viernes el duro programa de recortes del Gobierno italiano, deben darse a conocer también los resultados de las últimas pruebas de estrés a la banca europea. Así que la situación podría ponerse peor, pues muchos bancos italianos han invertido en los bonos de deuda de su propio país y el Estado no tiene con qué rescatarlos en caso necesario, advierten los analistas de Der Spiegel.

Con todo, se estima que la economía italiana podría superar la crisis más rápidamente que sus socios endeudados en el sur de Europa (Grecia, Portugal o potencialmente España). Ello debería verse facilitado por una economía diversificada, que integra el grupo de las ocho naciones más industrializadas del mundo; así como por una deuda estatal (de un billón 900.000 millones de euros) financiada a más largos plazos que la griega.

Además, el país cuenta con altas tasas de ahorro de sus nacionales, que controlan la mayor parte de sus bonos de deuda; y ha salido airoso en el pasado en la refinanciación de deudas elevadas, con el tercer mercado de bonos estatales más dinámico del mundo (tras EE.UU. y Japón). Por lo pronto, el Tesoro italiano colocó este jueves casi 5.000 millones de euros en bonos de deuda a 5, 6, 12 y 15 años, aunque las tasas de interés (con récords de hasta 5,9 por ciento) fueron más altas que en subastas anteriores.

Autora: Rosa Muñoz Lima (dpa, reuters, afp)
Editora: Emilia Rojas Sasse

Fuente: dw-world

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons