jueves, 21 de julio de 2011

Los alemanes ganan menos que hace diez años


La economía crece, los salarios bajan. Con esta disyuntiva han sido confrontados los alemanes, después de que el berlinés Instituto para la Investigación Económica publicara un estudio sobre la marcha de sus ingresos

Desde el cambio de siglo vive la economía alemana una constante tendencia al alza. Para 2011 prevén los expertos un crecimiento del 3,4%; en 2012 se calcula que éste será del 1,9%. Y si se revisan de los pasados diez años, el balance que se extrae es igualmente positivo: eso siempre que las cifras que se observen no sean las de los salarios.

“Tomemos un ingreso medio en Alemania, el de un empleado normal y corriente: si éste ganaba en el año 2000 unos 1.300 euros netos mensuales, en el año 2010 su salario ha bajado a menos de 1.200 euros netos”, indica Markus Grabka, del Instituto para la Investigación Económica (DIW, por sus siglas en alemán).

No es ningún secreto que
la contención salarial ha sido una de las claves del desarrollo económico germano de los últimos tiempos. El principio debía hacer más competitivo a un país altamente exportador. Ahora, un estudio presentado por el DIW plasma sobre el papel las consecuencias de la medida, y no faltan las voces que piden ya correcciones.

Hasta un 22% menos

Como media, desde que cambiara el siglo los ingresos del conjunto de los alemanes se han contraído un 2,5%. Si se diferencia, no obstante, la reducción afecta más a quienes menos cobran, entre 700 y 1.300 euros netos al mes: estos perciben hoy un 22% menos de lo que por su trabajo hubieran ingresado hace tan sólo una década. Un resultado preocupante, opina Wilhem Adamy, portavoz de la Unión de Sindicatos Alemanes, ya que “en ningún país industrializado han crecido tanto la pobreza y las diferencias salariales como en Alemania”.

Los motivos tras este desarrollo son varios. Por un lado, las reformas que introdujo el Gobierno socialdemócrata y verde del ex canciller Gerhard Schröder condujeron a un significativo aumento del sector de salarios bajos. Según corrobora la Oficina Federal de Estadística, entre 2008 y 2010 se crearon en Alemania principalmente empleos de carácter temporal. Otra razón sería la mayor incorporación de la mujer a la vida laboral, ya que las nóminas de éstas son generalmente más bajas que las de sus compañeros hombres. Y, además, al miedo al desempleo masivo habrían llevado a que en estos años las organizaciones sindicales se contuvieran en sus demandas.

De esta mezcla de factores se extraería lo que el DIW pone ahora sobre la mesa. Uno de cada siete trabajadores sobre suelo germano, constata el Instituto, realiza su actividad en el segmento peor remunerado. Para algunos, esto demuestra que la flexibilización del mercado laboral y la lucha contra el desempleo son tareas logradas en Alemania. Para otros, es la prueba de que ha llegado el momento de introducir el salario mínimo interprofesional y de reactivar la capacidad de consumo de los ciudadanos.

El salario mínimo, ¿necesario?

“La implantación de un salario mínimo interprofesional tendría una función estabilizadora en el ámbito económico en el que se pagan sueldos bajos, pero su efecto sería muy limitado, porque lo que nosotros constatamos es un estancamiento de los ingresos netos en amplios grupos de población”, dice Grabka. Tampoco en el Ministerio de Trabajo alemán ha provocado el estudio del DIW cambios opinión: los conservadores alemanes se siguen oponiendo a fijar por ley cuantías básicas a los pagos.


El otro debate que se atiza con este informe es el de la poca predisposición a la compra de los alemanes y las vías para incentivarla. Que la actividad laboral rinda cada vez menos no es, evidentemente, una de ellas, a lo que hay que sumarle el hecho de que la inflación en la zona euro deja las cuentas de las familias aún más vacías a fin de mes. De ahí que haya economistas que exijan subidas salariales, sin que dejen de existir aquellos que consideran “económicamente sano” el devenir tomado por los ingresos.

Autor: Richard Fuchs/ Luna Bolívar
Editor: Enrique López

Fuente: dw-world

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons