jueves, 8 de diciembre de 2011

Emprender después de los 45: la empresa propia puede estar más cerca de lo que usted imagina



Impulsados por una cuestión económica pero, sobre todo, por una fuerte necesidad de llevar adelante un emprendimiento, realizarse profesionalmente y ponerse un nuevo desafío en sus carreras, cada vez más argentinos se animan a armar la empresa propia mientras transitan la década de los 40.

Así, en paralelo al creciente número de jóvenes que le dice "no" al mundo corporativo y a quienes "peinan canas" también se ven seducidos por la idea de sentirse sus propios jefes.

Como punto a favor, tener más de 45 años proporciona el valor agregado de la experiencia, que permite anticiparse a los posibles problemas que se presentarán, y conlleva cierta capacidad de tolerancia a la frustración que requiere este tipo de trabajos.

No todos son exitosos, es cierto. Sin embargo, quienes se animen a dar el salto con seguridad aprenderán y crecerán laboral y profesionalmente.

"El hecho de emprender es una etapa necesaria dentro de la carrera. Y cada vez existen más emprendedores que han pasado por las universidades y adquirido una sólida formación", enfatiza
 Jordi Vinaixa, Director Académico del Instituto de Iniciativa Emprendedora de ESADE Barcelona.

Para Laura Orsi, médica miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), "la década de los 40 es un buen momento para volver a empezar."

"Muchas veces, se trata de una época de balances y replanteos respecto del qué hice y de lo que me gustaría hacer en esta etapa. Otras, el motivo es la necesidad de un cambio de perfil o actividad, una necesidad económica o, simplemente, poder por fin ocuparme de mi deseo", dice.

Además -remarca la psicoanalista- los que siempre trabajaron en relación de dependencia, pueden, al emprender, cumplir el sueño de la autonomía y ver cómo se manejan por su cuenta.

Y aporta otro dato no menor: la década de los 40 es
una etapa de la vida en la que está muy en juego la necesidad de "trascender".
En opinión de Orsi, "nunca es tarde para desarrollar las capacidades. Los que logran promover su crecimiento y realización personal, se enriquecen, se sienten mejor con ellos mismos y, por lo tanto, con su entorno, ya sean amigos, pareja o familia."

Los que triunfaron
Pero, ¿cómo lograr un emprendimiento productivo y, por ende, exitoso? Para Gloria Cassano, experta en coaching de carrera, las personas que lo consiguen son aquellas que eligieron hacer algo que les gusta, una vocación, a veces dormida u olvidada, un interés compartido con un amigo o familiar, o una visión de un negocio con características originales. O todo esto junto, lo cual garantiza aun más el triunfo.

Los ganadores de Naves 2011, la competencia de emprendedores más importante de la Argentina que, año a año, organiza el Centro de Entrepreneurship del IAE Business School, son un claro ejemplo de las afirmaciones de Cassano.

Los galardonados de esta edición, en la categoría "Idea de Negocio", fueron dos proyectos con claro componente de impacto social y sobre la comunidad, cuyos integrantes, en ambos casos, superan los 45 años.

El primer premio fue para Ecoglobal, empresa dedicada a la fabricación y comercialización de equipos compactos para el tratamiento de efluentes industriales y/o cloacales, mientras que el segundo fue para Ideas Nutricionales, una desarrolladora de alimentos sanos, naturales y nutritivos.

Otro caso de éxito es el de Ostara 360°. Su dueña y CEO, Ana Lía Cánepa, que fundó la agencia hace unos cinco años, hoy dice orgullosa: "De grande me encontré con esto de ser empresaria y tener mi propia marca."

En su opinión, la energía para emprender y crear no tiene que ver con la edad. En la actualidad, la agencia tiene una amplia trayectoria, a pesar de ser muy joven, con clientes como Personal, Santander Río, BlackBerry, SAP, Nutricia Bagó, Páginas Amarillas, Mc Cain, YPF y Quickfood, entre otros.

"Al haberme transformado en empresaria de grande quizá no siento esa presión de perderme cosas como ocurre en otros casos, si bien el trabajo me absorbe positivamente tiempo porque tengo que viajar mucho", relata.

En 2011, y por tercer año consecutivo, Ostara organizó el BlackBerry Collaboration Forum a nivel regional para difundir las herramientas y aplicaciones de esa marca entre directivos y ejecutivos de empresas de tecnología.

Esta tarea mantuvo a Cánepa mucho tiempo arriba de un avión y en hoteles en toda la región. "Tal vez, en otro momento de mi vida, me hubiera afectado pero, en cambio, ahora es al contrario: me estimula mucho", asegura la emprendedora.
Pasos a seguirClaro que la creación de la empresa propia no es tarea fácil. A partir de su "nacimiento" se requiere organización, el armado de un plan del negocio, análisis del mercado, investigación y mucha, pero mucha, dedicación.

En ese sentido, Cassano advierte que la primera etapa no permite delegar temas. "Hay que estar en todos los detalles sin perder de vista los objetivos propuestos y el plan previsto", aconseja.

Sin embargo, no se puede pretender que, a corto plazo, se obtengan grandes logros. En ese sentido, es fundamental reconocer etapas y corregir sobre la marcha, revisando el plan y evaluando alternativas.

Al respecto, el experto de ESADE Barcelona recomienda: "Si el emprendedor ve o intuye una oportunidad, debe intentar configurar el producto o servicio con las características mínimas para que sea viable, para poder lanzarlo. Y contrastarlo con el mercado, que es el que va a decir si interesa o no y en qué medida, como así también la forma en la que se va a comercializar".

Pero como en la Argentina los cambios económicos no siempre ayudan a prever las dificultades, los expertos aconsejan a los emprendedores rodearse de profesionales en las áreas clave:

  • Abogados que conozcan cómo hacer contratos.
  • Contadores que los asesoren sobre reglamentaciones.
  • Personas para quienes la temática elegida no sea una novedad y con un espíritu curioso que permite indagar, analizar cada pro y contra del proyecto elegido.
Combatir el miedo y superar la frustración

Para los "entrados en años", al encarar un nuevo proyecto, además de animarse, combatir el miedo que provoca "lo nuevo" o el cambio, Orsi remarca la necesidad de "superar la frustración, la fobia y la vergüenza que a veces produce empezar o recomenzar".

La integrante de APA subraya, a su vez, la importancia de probar diferentes alternativas, ya que "no siempre se consigue lo a uno le gusta fácil o rápidamente".

Por este motivo, lo ideal es tomarse tiempo, no desanimarse ni desilusionarse, y seguir intentándolo. "El logro obtenido, generalmente, mejora la autoestima y la confianza", asegura.

Fuente: iprofesional.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons