miércoles, 21 de diciembre de 2011

Que Santa no lo lleve a la quiebra



La alegría y el regocijo de la época navideña puede acabar en una pesadilla o en problemas económicos si no se tiene un control sobre los gastos.

Entre regalos, compra de alimentos y atuendos de vestir para las cenas y fiestas navideñas, el Nuevo Año podría empezar con el pie izquierdo y con grandes dolores de cabeza, si durante el año no se planificó o presupuestó para ello.

Todavía está a tiempo de parar el frenesí de compras que suele embriagar a los consumidores durante las festividades y establecer una estrategia de gastos que le permita mantener un bolsillo saludable.

Esto, no significa que no cumpla con la tradición de obsequiar a los suyos, si no que lo haga de forma
 planificada y organizada.

Tener un presupuesto específico para regalos y ser disciplinado a la hora de seguirlo es fundamental.

Si gastó y no se preparó económicamente para comprar en esta Navidad, aproveche entonces la llegada del 2012, para proponerse como meta la creación de un fondo de ahorros.

Hay quienes opinan que, ahorrar por ahorrar, por si acaso o por si sucede una emergencia, no produce en las personas la suficiente motivación para lograrlo. Sin embargo, acumular una cantidad de dinero con un propósito, como regalarse unas vacaciones, podría servirle de motivación.

Hacer que su familia forme parte del proceso le ayudará en el cumplimiento de su meta. Una vez logre germinar la semilla de ahorro en su vida y en el de los suyos, más allá de verlo como un sacrificio, lo verá como un nuevo estilo de vida

Fuente: elnuevodia.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons