jueves, 23 de febrero de 2012

Mazda busca recaudar unos 232 mil millones de yenes para ampliar operaciones en el exterior


El fabricante japonés Mazda Motor anunció su intención de recaudar unos 232.800 millones de yenes (2.192 millones de euros) a través de una ampliación de capital y de créditos financieros para fortalecer sus operaciones en el exterior y desarrollar nuevas tecnologías.

La compañía de Hiroshima tiene la intención de emitir aproximadamente 1.220 millones de nuevas acciones por hasta 162.800 millones de yenes (1.534 millones de euros) y solicitar un préstamo subordinado por valor de 70.000 millones de yenes (660 millones de euros), informó en un comunicado.

Se espera que la emisión de estos 1.220 millones de títulos, de los que unos 1.100 millones se ofertarán públicamente y el resto se venderá a través de colocación privada, aumente el volumen de acciones en circulación hasta un 70 por ciento respecto al nivel actual.

La cantidad que
 la empresa espera con la ampliación de capital supera a la estimada por varios medios nipones, que la situaban en torno a los 100.000 millones de yenes (942 millones de euros).

Mediante estos movimientos, Mazda, que produce la mayor parte de sus vehículos en Japón y es muy dependiente de las exportaciones, busca fortalecer su producción en los países emergentes y reducir su exposición al encarecimiento de la divisa nipona, que ha supuesto un serio recorte de sus beneficios en el último año.

De entre las ampliaciones de negocio que planea en el extranjero, Mazda apuesta por dedicar unos 40.000 millones de yenes (377 millones de euros) del dinero captado mediante la nueva emisión a la construcción de las nuevas plantas que comenzarán a operar a partir de abril de 2013 en el estado de Guanajuato (México).

Los movimientos anunciados por la empresa también buscan acelerar y ampliar hasta un 30 por ciento la reducción de costes en la fabricación de sus nuevos automóviles.

Mazda, quinto fabricante nipón, prevé una pérdida neta en el actual año fiscal, que termina el 31 de marzo, de unos 100.000 millones de yenes (casi 947 millones de euros) y una pérdida operativa de 40.000 millones de yenes (379 millones de euros).

También espera una caída de las ventas de casi el 12 por ciento, principalmente por la menor demanda en el extranjero y la fortaleza del yen

Fuente: ipcdigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons