martes, 24 de abril de 2012

La Revolución de Abril de 1965


En 1924 se llevaron a cabo elecciones en la República Dominicana, las cuales elevaron a Horacio Vásquez a la presidencia de la República. Después, durante la dictadura de Rafael Trujillo Molina, que se inicia en 1930, se escenificaron una serie de elecciones fraudulentas. Es el 20 de diciembre de 1962 cuando se efectúan elecciones verdaderamente libres en la República Dominicana, saliendo electo presidente de la República el profesor Juan Bosch, del Partido Revolucionario Dominicano.

Desde que el teniente coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez retornó al país después de realizar altos estudios en Fort Gulick, Zona del Canal de Panamá, a inicios de diciembre de 1962, se percató con sus amigos capitán Fernando Cabral Ortega y primer teniente Héctor Lachapelle Díaz, de la situación política-electoral del país, con el doctor Viriato Fiallo y el profesor Juan Bosch como aspirantes a la presidencia de la República, teniendo éste último la desventaja de que por sus ideas liberales se le tildaba de comunista en sectores muy conservadores del país, por lo que los rumores apuntaban a un golpe de Estado si Bosch ganaba las elecciones.

De ahí en adelante, poco a poco, el teniente coronel Fernández Domínguez y el grupo de oficiales que tenía sus
mismas ideas, fueron perfilando un plan para apoyar, primeramente, el resultado de las elecciones y posteriormente no permitir el derrocamiento del que resultara electo presidente de la República.

Las elecciones fueron ganadas por el profesor Juan Bosch el 20 de diciembre de 1962 y tomó posesión el 27 de febrero de 1963.

Los que perdieron las elecciones, junto a sectores muy conservadores y con el papel importante desempeñado por los jefes militares del momento, comenzaron a conspirar contra el gobierno del presidente Bosch, aun antes de la toma de posesión de éste. Esta es la causa por la cual oficiales de las Fuerzas Armadas inician aprestos para impedir que se cercenara la voz de la voluntad popular salida de las gargantas de las urnas; para evitar que se instaurara un gobierno de facto. El golpe de Estado contra Bosch, pudo haber sumido la nación en otra dictadura.

En la medida en que avanzaba la conspiración contra el Gobierno Constitucional de Bosch, gobierno que algunos sectores catalogaban de comunista amparados en el período de la Guerra Fría, los aprestos organizativos para impedir su derrocamiento también avanzaban, bajo la jefatura del teniente coronel Fernández Domínguez y su grupo de oficiales, correspondiendo a los oficiales de planta de la Academia de las Fuerzas Armadas "Batalla de las Carreras" ser los pioneros, como grupo homogéneo, de lo que posteriormente sería la Revolución de Abril de 1965.

Pero el golpe de Estado no se pudo evitar y el 25 de septiembre de 1963 es una página negra en la historia dominicana, cuando hombres de las cavernas derrocaron el Gobierno Constitucional del profesor Bosch, entre los que se encontraban los que perdieron las elecciones.

Un Triunvirato sustituyó al gobierno constitucional y un gran número de oficiales de las Fuerzas Armadas fue cancelado por su oposición al golpe de Estado. El teniente coronel Fernández es enviado a Madrid, España, y surge el Grupo Los Muchachos de la Bomba, oficiales cancelados que aglutinó el ex capitán Héctor Lachapelle Díaz en una estación de gasolina que administraba propiedad de su cuñado Bolívar Bello Veloz, quienes al mando de Fernández Domínguez desde España y desde mediados de 1964 por el teniente coronel Miguel A. Hernando Ramírez, fueron bujía inspiradora para los planes para restituir en el poder al depuesto presidente Bosch y la Constitución de 1963.

Junto a ellos, entre otros, el doctor Rafael Molina Ureña, doctor José Francisco Peña Gómez, ingeniero Leopoldo Espaillat Nanita, capitán Mario Peña Taveras y sus hombres, así como coronel Francisco Caamaño Deñó, capitán de fragata Manuel R. Montes Arache y una enorme pléyade de valientes, que hicieron estremecer la República Dominicana el 24 de Abril de 1965 junto al pueblo, partidos de izquierda y progresistas, derrocando al gobierno de facto El Triunvirato, electo Presidente Constitucional el doctor Rafael Molina Ureña, derrotar la maquinaria militar golpista y enfrentarse con valor a una intervención Militar de Estados Unidos de América, surgiendo el coronel Francisco Caamaño Deñó como líder del Movimiento Constitucionalista y electo Presidente Constitucional de la República el 4 de mayo de 1965, hasta la toma de posesión del doctor Héctor García Godoy como Presidente Provisional de la República el 3 de septiembre de 1965, después de arduos combates y negociaciones.

Entre el 28 de abril y el 3 de septiembre: la Guerra Patria por la soberanía nacional. Después de la Batalla del Hotel Matum del 19 de diciembre de 1965, ocurre el 22 de enero de 1966 el destierro de los líderes militares principales de la revolución que aún vivían: Caamaño Deñó, Montes Arache, Peña Taveras y Lachapelle Díaz a distintas Embajadas Dominicanas, acompañados de sus adjuntos y familiares

Fuente: diariolibre.com.do

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons