viernes, 20 de abril de 2012

Nokia opta por la vía de los precios bajos

Nokia Corp. lanzó en las últimas semanas su teléfono inteligente Lumia, uno de los ejes de su plan de reestructuración, pero los resultados preliminares muestran que no ha sido la carta ganadora que la empresa esperaba, en un mercado ferozmente competitivo.

Stephen Elop, presidente ejecutivo de Nokia, dijo que las ventas han sido desiguales, una decepción para una empresa que lucha por no perder protagonismo en un mercado lleno que aparatos más baratos.

"Superamos las expectativas en mercados como Estados Unidos", indicó Elop, "pero tomar impulso en ciertos países como el Reino Unido ha sido más difícil".

En respuesta, Elop sostuvo que planea reducir "significativamente" los precios de los nuevos aparatos Lumia para competir mejor con rivales asiáticos en mercados emergentes. El ejecutivo prefirió no
especificar exactamente en qué fecha Nokia planea lanzar nuevos teléfonos Lumia más económicos

La posición de Nokia en mercados emergentes ha resultado ser clave para la supervivencia de la empresa finlandesa, que cada vez produce celulares más baratos que apenas pueden hacer llamadas y enviar mensajes de texto. Por ejemplo, la semana pasada anunció el Nokia 103 con un precio de US$21. La compañía prometió igualmente versiones menos costosas de los teléfonos inteligentes Lumia, que funcionan con el nuevo sistema operativo móvil de Microsoft Corp.

Pero los consumidores alrededor el mundo le están dando la espalda a los teléfonos básicos de Nokia y volcándose cada vez más a teléfonos inteligentes baratos que funcionan con el software Android de Google Inc. Uno de esos fabricantes de teléfonos, Samsung Electronics Co., podría superar a Nokia como el mayor fabricante mundial de teléfonos por volumen este año, según algunos observadores del mercado.

Elop afirmó que el portafolio de Nokia por fuera del segmento de teléfonos inteligentes está en desventaja entre los consumidores que prestan atención a los precios en Medio Oriente, África, Asia y otros lugares, quienes también manejan cada vez mejor la tecnología. El ejecutivo agregó que Nokia lanzará teléfonos básicos con mayor capacidad para redes sociales, como Facebook en árabe y una mejor integración con Twitter.

El Nokia 103 comenzará a venderse en Nigeria en las próximas semanas, informó un vocero. Entre las características promocionadas se cuentan una linterna, un teclado resistente al polvo y un control de volumen que será más alto desde el inicio para ayudar a consumidores que viven en lugares como la populosa Lagos, indicó el vocero.

En EE.UU., Nokia invirtió grandes sumas en el lanzamiento el 8 de abril del Lumia 900, que incluyó un concierto en Times Square en Nueva York con la estrella del hip hop Nicki Minaj




El teléfono, que cuesta US$100 con un contrato a dos años en EE.UU., sufrió un revés unos días después de su salida al mercado cuando se conocieron reportes de que una falla de software hacía que algunos aparatos perdieran su conexión a Internet.

Las declaraciones de Elop se produjeron al tiempo que la empresa reportó un pérdida de 929.000 millones de euros en el primer trimestre. Como resultado, Colin Giles, jefe de ventas globales, dejará la empresa.

Nokia había advertido la semana pasada que la competencia intensa en los mercados emergentes de rápido crecimiento perjudicaría los resultados en el primer semestre. El año pasado, Nokia decidió abandonar Symbian, su software para teléfonos que ahora muchos consideran poco práctico y anticuado, para pasarse al nuevo software Windows Phone de Microsoft.

Nokia señaló que envió 82,7 millones de aparatos en total en el primer trimestre, un descenso frente a los 108,5 millones de unidades enviadas en el mismo trimestre el año pasado. El volumen en China cayó 62%, en EE.UU. y Canadá bajó 50% y en Europa 32%.

Sus envíos de teléfonos inteligentes, que incluyen su vieja gama de aparatos con Symbian así como su nueva línea de Lumia con Windows, ascendieron a 11,9 millones, un descenso frente a los 24,2 millones de un año atrás.

En un intento por reducir sus costos operativos, Nokia anunció el año pasado cerca de 14.000 despidos, lo que le significaría un ahorro de 1.000 millones de euros para 2013. La empresa no descartó otros recortes.

Mientras Nokia va cuesta abajo, Samsung prospera. Este mes, la empresa afirmó que prevé una ganancia operativa de alrededor de US$5.000 millones para el trimestre enero-marzo

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons