viernes, 4 de mayo de 2012

Cercanía de universidades genera problemas urbanos



Santo Domingo. En Santo Domingo existen nueve centros universitarios ubicados en un área de apenas tres kilómetros cuadrados en el mismo centro de la ciudad, con una población de aproximadamente 200,000 estudiantes matriculados, y no existen normativas específicas que atiendan los inconvenientes urbanos que origina esa concentración estudiantil.

La problemática es estudiada por la Universidad Iberoamericana (Unibe) a través del programa “De la investigación a la práctica”, que auspicia el Consejo de Arquitectura Verde de Estados Unidos, para crear estudios de casos detallados de proyectos y campus verdes y traducir los datos a materiales educativos y normativas urbanas.

La iniciativa fue desarrollada a partir equipos interdisciplinarios de investigación de 41 universidades en Estados Unidos, China y Latinoamérica, entre las que fueron elegidas doce finalistas, y Unibe y la Southern University de China son las dos únicas entidades no estadounidense seleccionadas.

Según explicó Marcos
Barinas, coordinador del proyecto en Unibe, la concentración de varios recintos universitarios en un mismo distrito municipal crea un impacto importante en la realidad cotidiana de la ciudad por los problemas de tráfico vehicular, la demanda de parqueos y el deterioro del ambiente urbano.

Carlos Medina, estudiante de la maestría en Arquitectura Verde que participa en el estudio, señaló que el aumento en flujo de los usuarios del Metro de Santo Domingo se suma a la alta concentración de personas en la zona, en la que en las horas pico circula aproximadamente el 72% de los usuarios de vehículos de Santo Domingo.

Condiciones particularesBarinas apuntó que en la investigación se identificó que en torno a la zona de convergencia de las universidades en el Distrito Nacional existen alrededor de 20 hectáreas de parqueos que no se utilizan después de las 3:00 de la tarde, correspondientes a bancos e instituciones públicas, lo que con una integración sectorial podrían representar una solución parcial al déficit de estacionamientos en el área.

Resaltó que Unibe es la universidad con mayor disponibilidad de parqueos con relación a su estructura física con un 40% de su área total. El estudio analiza además las condiciones para la circulación peatonal en un área de 1.4 millas a partir del campus universitario y se determinó que el peatón tiene menos del 50% de las facilidades que exigen los estándares Leed y Stars, que se han tomado de referencia.

Medina explicó que muchas de las aceras están intervenidas por construcciones informales como puestos de la Amet, parqueos para motoristas, árboles o publicidad. “Según nuestros cálculos solo el 42% de la superficie perimetral de la zona permite aparcar carros, pero eso no se cumple y las personas se estacionan en las aceras”, asegura.

El estudio arrojó que alrededor del 72% de los edificios públicos o privados en los alrededores de la universidad tiene parqueos en más del 60% de sus frentes, lo que resulta peligroso para el peatón.
El arquitecto apuntó que en el 90% del territorio de Santo Domingo las luminarias están enfocadas a la calle, por lo que no ofrecen seguridad al peatón que circula por las aceras.

Asimismo, el estudio analiza la demanda de viviendas que generan las universidades en sus entornos y determinó que no existen regulaciones que contemplen la renta asequible para los estudiantes, incentivos para la construcción en los alrededores de las universidades o para que las estas adquieran terrenos y puedan planificar sus expansiones en el futuro de manera integrada con el municipio.

“Las universidades no pueden resolver el problema solas, por lo que se necesita este tipo de investigaciones que apuntan al tema y la participación de las instituciones públicas y privadas.

Es necesario concienciar a la población de que no siempre debemos salir en transporte privado, a los estudiantes, a las autoridades universitarias y al entorno, e involucrar a los municipios porque no hacemos nada con tener parqueos y un sistema de transporte efectivo si las aceras están destruidas y el entorno urbano es inseguro”, dijo Barinas.

El catedrático señaló que el ayuntamiento de Santo Domingo tiene una nueva unidad de investigación urbana en la que se han estado generando algunos planes para enfrentar la problemática, en los que también se involucran Unibe, la Red Ambiental Universitaria y expertos en medioambiente.

“El objetivo de la investigación es llamar la atención sobre algo a lo que nos hemos acostumbrado y hemos asumido como un statu quo, pero que necesita ser cambiado”, enfatizó Barinas

Fuente: Listin Diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons