lunes, 7 de mayo de 2012

Estos son los diez impuestos más ridículos del planeta



Ocurre que existen muchos tributos que pueden ser considerados "absurdos" y que los contribuyentes distintas partes del mundo deben afrontar sin chistar.

Y, aunque parezca insólito, los legisladores llevan adelante proyectos que gravan cosas tan disímiles como la belleza, la posesión de drogas o a la obesidad.

Recolectados por El Universal, a continuación, la lista de los 10 impuestos más ridículos del planeta:

1. Belleza: En Japón el economista Takuro Morinaga propuso aumentar los impuestos a los hombres solteros y físicamente agradables. La propuesta también abarca la reducción del gravamen a los que no son tan agraciados físicamente.

De acuerdo con la propuesta de Morinaga, la población japonesa se dividiría en cuatro categorías: los guapos, los normales, los feos, y claro los muy feos. A los primeros se les duplicaría el pago de tributos, mientras que a los últimos se les reduciría en un 20%. Un consejo de cinco mujeres, elegidas al azar, sería el encargado de catalogar a los hombres en esas posiciones.

2. Posesión de drogas: Entre

 2005 y 2009 el Gobierno de Tennessee, Estados Unidos, decidió comenzar a , marihuana, cocaína y anfetaminas. Las personas eran permitidas a consumir dichas sustancias, siempre y cuando hubieran pagado un impuesto por ello.

Los tributos iban de 3 a 200 dólares. Aquellos que consumieran anfetaminas, por ejemplo, tenían que pagar u$s200, los que preferían cocaína debían aportar u$s50, y aquellos que gustaran de la marihuana sólo debían pagar 3 dólares.

3. Grasas saturadas: Como una medida para prevenir problemas de salud entre su población, el gobierno de Dinamarca anunció en octubre de 2011 el aumento de impuestos a productos como la mantequilla o el aceite.

Autoridades locales determinaron imponer un impuesto al aceite y a la mantequilla de poco más de 16 coronas (alrededor de $2.69). El Gobierno justificó esta medida argumentando una lucha contra la obesidad y la oportunidad de mejorar la calidad de vida.

4. Emisión de gases del ganado doméstico: Aquellos dueños de vacas en Irlanda y en Dinamarca estuvieron cerca de tener que pagar un impuesto por las flatulencias que emiten sus animales. El pago que tendrían que hacer era de 13 euros (poco más de u$s17) por cada uno de los animales que tuvieran.

5. Brujas y adivinos: En Bucarest, capital de Rumania, las autoridades determinaron en 2011 que las personas que se dedican a la adivinación y la brujería deberían pagar un impuesto del 16% de todos sus ingresos, además de obligarlos a hacer aportaciones al servicio de salud y jubilación, para así tener acceso a esos servicios.

6. Obesidad: En Finlandia no procedió una propuesta para cobrar más impuestos a las personas que padecieran obesidad, esto por considerarla discriminatoria.

La medida contemplaba también cobrarles un porcentaje extra en todos los aspectos relacionados con la salud. Según el Gobierno finlandés la propuesta pretendía premiar a los ciudadanos "que se mantienen en forma", y alentar a todos a ejercitarse y cuidar su salud.

7. Sobre sombreros: Según el sitio Yalosabes.com, entre 1784 y 1811, en Reino Unido el Gobierno decidió imponer un impuesto en los sombreros de hombre, el cual tenían que pagar tanto las personas que lo vestían, como los que los vendían.

8. Inodoros: A partir de 2005, en Maryland, Estados Unidos, los habitantes deben pagar casi u$s30 al año por concepto de bajar la palanca de la taza del baño.

Se está estudiando la posibilidad de incrementar dicha cuota, que muchos califican como injusta al tratarse de una necesidad fisiológica.

9. Ventanas: A finales del siglo XVII el Rey Guillermo III de Inglaterra decidió aplicar un impuesto a todos los dueños de casas con más de seis ventanas, para evitar este tributo muchos prefirieron tapar cualquier entrada de luz a sus hogares. El dinero sería destinado a pagar los gastos de guerra de aquél país.

Pero ese no fue el único caso de impuestos a las ventanas, en México, el presidente Antonio López de Santa Anna impuso un cobro a puertas y ventanas.

10. Tatuajes: En Arkansas, Estados Unidos, a partir de 2002, se impuso un impuesto a las personas que decidan hacerse un tatuaje.

La medida establece que los locales que ofrecen servicios de 'piercings' y tatuajes deben cobrar 6% más de sus honorarios a los usuarios que quieran hacerse uno
cobrar a las personas por el consumo de sustancias prohibidas

Fuente: iprofesional.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons