viernes, 25 de mayo de 2012

Sin pasar por Wall Street, China puede comprar deuda estadounidense



El Departamento del Tesoro de Estados Unidos autorizó al Banco Popular de China (BPCh) a comprar deuda estadounidense directamente con él, sin tener que acudir a la bolsa de valores de Wall Street, un privilegio que hasta el momento no tiene ningún otro banco del mundo, según un documento al que tuvo acceso la agencia Reuters.

Sin embargo, aunque es ahora que se conoce públicamente el nuevo camino para que China llegue a los bonos del Tesoro, la distancia es más corta desde junio de 2011, cuando los chinos utilizaron por primera vez el enlace computacional directo establecido con el Departamento del Tesoro para comprar bonos, a diferencia del resto de los bancos centrales de las grandes economías igualmente interesados en adquirir esos títulos.

Salvo el BPCh, las demás instituciones financieras no tienen más alternativa que acudir a los operadores primarios que el Gobierno de Estados Unidos ha designado en Wall Street para ofrecer los bonos en las subastas de deudas que se organizan.

No obstante, precisa
 Reuters, China, el mayor tenedor de deuda estadounidense, con 1,7 billones de dólares en bonos, ha continuado comprando también algunos títulos a través de esos operadores, a los cuales sí debe acudir aún si de lo que se trata es de vender.

El cambio no fue anunciado de manera pública ni en ningún mensaje a los operadores primarios. “Las ofertas directas están abiertas a un amplio rango de inversores, pero como tema de política general nosotros no comentamos sobre oferentes individuales”, declaró a la agencia de noticias británica Matt Anderson, portavoz del Departamento del Tesoro.

Si bien no hay una prohibición a que los gobiernos extranjeros oferten directamente, las facilidades que el Tesoro ha dado a China son únicas y son el centro de un debate público políticamente cargado sobre el papel de Beijing como el mayor exportador a Estados Unidos y también su mayor acreedor.

El privilegio podría ayudar a China a obtener deuda de Estados Unidos a un mejor precio, al mantener en un nivel mínimo el conocimiento de Wall Street sobre sus órdenes.

Los operadores primarios no tienen permitido cobrar dinero a sus clientes para ofertar a su nombre en las subastas de bonos del Tesoro, así que China no está ahorrando dinero mediante la eliminación de comisiones.

En cambio, el país asiático está manteniendo el valor de información específica sobre sus hábitos de oferta. Al hacer sus ofertas directamente, China evita que los bancos de Wall Street intenten explotar su enorme presencia en una subasta específica para hacer subir el precio.

Es una de varias cortesías que se dan a un comprador de una clase única en términos de su poder compra. Aunque Japón, por ejemplo, posee cerca de 1,1 billones de dólares en bonos del Tesoro, sus compras han sido menos centralizadas.

Las compras de Japón se dividen entre instituciones, incluidos fondos de pensiones, grandes bancos nipones y en Banco de Japón, sin que una entidad sea dominante

Fuente: spanish.china.org.cn

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons