jueves, 31 de mayo de 2012

Sir Charles William Siemens, inventor del Horno Electrico. Biografia



Ingeniero alemán, inventor del procedimiento de obtención de acero denominado Martin-Siemens, que permitía la fabricación económica de este material mediante un horno de crisol abierto, también inventado por él.

Nació en 1823 en Alemania, y fue hermano de otros dos destacados ingenieros, Werner y August Friedrich, con quienes trabajo, sobre todo con este último.

Karl Wilhelm (nombre original de Charles William), en 1843 se traslada a Inglaterra donde trabaja en el perfeccionamiento de un método de fabricación de acero, mediante el cual se podía recuperar el calor residual de los altos hornos, con un calentamiento previo del aire de inyección y mejorar de esta forma su rendimiento. La limitada capacidad de producción y el alto coste de los aceros hasta entonces fabricados, favorecieron el desarrollo de otros métodos de fabricación como los procedimientos Bessemer y Martin-Siemens.

En 1845, junto con su hermano mayor Werner, fabrica una piedra artificial a partir de arena de cuarzo, vidrio soluble (silicatos alcalinos, transparentes e hidrosolubles) y piedra caliza. Este tipo de material se empleó para construir distintos edificios.

En 1846 inventa el despertador eléctrico, dotado con una detención automática.

En 1861, y junto con el menor de los hermanos Siemens, August Friedrich, diseña un horno de crisol abierto
 para el tratamiento del acero; con él y con un generador de gas se logró obtener acero empleando como materia prima carbón de baja calidad. Es el procedimiento conocido como de refino en solera abierta. El horno tenía en uno de sus ladrillos una caldera hecha de ladrillos resistentes al fuego; ambas cámaras se calentaban de manera alternativa y, debido a ello, se elevaba la temperatura de la mezcla de gas y aire fresco utilizado. Este horno es conocido como Martin-Siemens. En 1863, Pierre y Émile Martin utilizaron un horno de regeneración construido por ingenieros de Siemens para fundir barras de acero y chatarra, pero, sobre todo, su importancia radica en que emplearon el método para obtener acero fundiendo, una mezcla de hierro colado compuesta de mineral de hierro del Elba e hierro maleable: este es precisamente el proceso Martin-Siemens. Los dos hermanos Siemens, primero en Birmingham y después en el sur de Gales, fabricaron acero descarburando hierro colado con mineral de hierro: este es el proceso Siemens. Este proceso tenia tres grandes ventajas, permitía alcanzar una temperatura de trabajo muy alta (alrededor de 1650 ºC), era económico pues podía usarse chatarra de hierro y carbón de baja calidad, y por último era un proceso lento lo que facilitaba su control.

En 1863, y siendo el director de la representación de la firma Siemens-Halske de Berlín, empresa fundada por su hermano Werner en 1847, propone por primera vez y para la ciudad de Birmingham, la calefacción de gas a distancia desde una central calefactora; no obstante su petición no fue autorizada pro el parlamento británico.

En 1867, propone en Inglaterra la gasificación de la hulla in situ y la conducción de gas para alumbrado, empleando una red de tuberías hasta los usuarios finales. La importancia de esta propuesta era el ahorro que suponía el efectuar las reacciones requeridas para la obtención del metano bajo tierra, en aquellos lugares donde la extracción de carbón era dificultosa mediante métodos convencionales.

En 1869, inventa el pirómetro eléctrico, algo que hace también y de forma simultánea pero independiente, el físico alemán Karl Ferdinand Braun.

En 1883, junto con el ingeniero Hutington, construye el primer horno de fusión eléctrico a escala industrial en Inglaterra; su funcionamiento se basaba en que el crisol del carbón hace de electrodo, y la corriente fluye a través de la masa que hay que fundir; el calentamiento de esta masa se origina a causa del calor desprendido por el arco voltáico y por la resistencia al paso de la corriente. Aunque en 1849 el francés Cesar Mansuète ya había construido un horno de arco voltáico equipado con un electrodo de crisol hecho de carbón, hubo que esperar hasta Siemens, pues en aquel entonces no había fuentes de corriente suficientemente potentes.

A finales del siglo XIX era el procedimiento mas empleado en la obtención del acero, superando al proceso de Bessemer y fue desarrollado después en Estados Unidos, donde, en 1899, Benjamin Talbot construyó en Filadelfia los primeros hornos de marcha continua que proporcionaban mayor economía de combustible.

Muere en Reino Unido en el año 1883, rodeado de fama y fortuna

Fuente: mcnbiografias.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons