miércoles, 25 de julio de 2012

Definiendo la razón de ser del negocio


Cuando se piensa en crear un negocio o empresa lo primero que debe tomarse en cuenta es la razón de ser de esa iniciativa. Una empresa no se trata simplemente de una organización que destina sus esfuerzos a generar ganancias para sus dueños, sino que debe haber una conceptualización más profunda y, simultáneamente, concreta de lo que va a ser el negocio.

Entender para qué fue creada la empresa facilita y asegura, en parte, que los esfuerzos que se adelanten estén canalizados efectivamente hacia el logro de los requerimientos de la organización y sus miembros.

Desde el punto de vista de vista organizacional, se entiende esta definición de la razón de ser del negocio
como misión empresarial. Se trata de dejar por escrito –para tenerlo siempre presente– el qué, cómo y para qué del negocio.

Según Rafael Muñiz González, autor del libro Marketing en el siglo XXI, la misión “define la razón de ser de la empresa, condiciona sus actividades presentes y futuras, proporciona unidad, sentido de dirección y guía en la toma de decisiones estratégicas”.

Parafraseando a los autores Arthur Thompson y A. J. Strickland, se puede decir que la misión de una organización es lo que esta trata de hacer por sus clientes.

¿Cómo debe ser?

A la hora de redactar la misión de su negocio tenga en cuenta que lo más idóneo es un enunciado breve y concreto –unas dos oraciones han de ser suficientes– que responda al qué, cómo y para qué de la empresa.

La misión debe ser básicamente amplia en su alcance para que permita el estudio y la generación de una vasta gama de objetivos y estrategias factibles sin frenar la creatividad de la gente. Por ende, es necesario que motive a los miembros de la organización, pero más allá de ello es relevante que sea posible.

Ejemplos:

Disney: “Creamos felicidad al brindar el más fino entretenimiento para personas de todas las edades, en cualquier lugar”.

Google: “Organizar la información mundial para que resulte universalmente accesible y útil”.

Apple: “Producir alta calidad, bajos costos, productos fáciles de usar que incorporan alta tecnología para el individuo. Estamos demostrando que la alta tecnología no tiene que ser intimidante para los no expertos en computación”.

La importancia de configurar este enunciado, además de siempre tenerlo presente, contribuye a que dentro de la empresa todos entiendan de qué va el negocio y, por ende, logren ubicarse y darle valor a sus funciones dentro de este.

La misión es la semilla inspiradora de la empresa, y aunque para algunos sea simplemente un manifiesto que queda relegado a quedar enmarcado en un pasillo de la organización, su conceptualización ayuda al éxito del negocio

Fuente: blog.banesco.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons