jueves, 5 de julio de 2012

El abanderado de la financiación en masa



PALO ALTO, California—El abanderado de la financiación en masa, el proceso a través del cual una compañía recauda dinero de muchas personas en Internet, es una nueva empresa estadounidense llamada Pebble Technology Corp., que opera desde un pequeño apartamento. Ahora, debe demostrar que ni ella ni la ola de financiación colectiva, conocida como "crowdfunding" en inglés, son pasajeras.

Pebble, que desarrolla un reloj de pulsera "inteligente" que se conecta con iPhones o teléfonos que funcionan con el sistema operativo Android, se estaba quedando sin dinero cuando en abril acudió al sitio web Kickstarter Inc. para levantar US$100.000

En un lapso de 28 horas, Pebble recaudó más de US$1 millón de gente que estaba dispuesta a pagar por adelantado US$115 por el reloj. Para mediados de mayo, Pebble había acumulado un total de US$10,27 millones de 68.929 personas, lo que la convirtió en la empresa más beneficiada por el crowdfunding en términos de dólares, según Kickstarter y otros inversionistas.

"Pebble es como
 la salida a bolsa de Facebook del crowdfunding, tiene que dar resultados o arruinará el mercado (de la financiación en masa)", dice Shervin Pishevar, un inversionista de la firma de capital de riesgo Menlo Ventures, que hace poco ofreció fondos a Pebble.

El desempeño de la empresa será seguido de cerca ahora que el crowdfunding se populariza. Leyes de Estados Unidos establecen límites sobre cuánto del patrimonio neto de una persona puede ser invertido en acuerdos de financiación en masa, entre otros parámetros.

La experiencia de Pebble muestra "qué tan grande puede ser el mercado de crowdfunding" y será tomada como un barómetro del mercado, asevera Tim Rowe, presidente ejecutivo de Cambridge Innovation Center, un centro para nuevas empresas tecnológicas en Cambridge, Massachusetts.

El gran reto de Pebble ahora es producir los 85.000 relojes que se ha comprometido a fabricar con el dinero que levantó

Eric Migicovsky, el presidente ejecutivo, se ha autoimpuesto la meta de entregar los relojes en el cuarto trimestre. Entre otras cosas, los aparatos permiten acceder a aplicaciones y notificar al usuario sobre mensajes entrantes de Twitter o Facebook.

El ejecutivo de 26 años debe repartir su tiempo entre viajes a China para visitar fábricas, rechazar a inversionistas que quieren apostar en la empresa y reclutar nuevos empleados en campus universitarios.



Migicovsky, que fundó Pebble en 2008, confiesa que lo aquejan las presiones de la exitosa financiación en masa de la empresa. "El dinero está en el banco y nuestros clientes están ahí", dice el inmigrante canadiense.

En los últimos dos meses, la compañía, que empezó con dos personas, ha multiplicado su personal a nueve empleados, que trabajan en el condominio donde también vive Migicovsky. Hace poco, el joven emprendedor le pidió al amigo con el que vivía que se mudara para poder usar su cuarto como sala de conferencias.

Migicovsky reconoce que "hay mucho trabajo por hacer" y que con más de US$10 millones repentinamente a su disposición, "planear con dinero es algo que no he hecho antes". "Si tienes éxito, se hace público. Si fracasas, también se hace público".

"El gran reto para Eric será entregar relojes en volumen", dice Rob Coneybeer, un inversionista de capital de riesgo de Shasta Ventures. "Le dije que tenía que tomarse la producción muy en serio y que si no le quitaba el sueño, que debería".

A raíz del éxito de Pebble, otras empresas que recién empiezan están acudiendo a la financiación en masa. La semana pasada, Rally.org, una plataforma de financiamiento para causas sociales, recaudó US$7,9 millones en Internet en apenas ocho días, cuenta su presidente ejecutivo, Tom Serres. "Me hizo creer en el aprovechamiento de la capacidad de la web para recaudar capital", señala.

Aunque Pebble ha estimado que comenzará las entregas de relojes en septiembre, Migicovsky se mantiene cauteloso acerca de una fecha específica. No obstante, se muestra optimista. Ha empezado a recibir nuevos pedidos a través del sitio web de la empresa y lleva acumulado 10.000 órdenes adicionales

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons