lunes, 2 de julio de 2012

Haití busca recuperar su prestigio turístico aliándose a RD y el Caribe



Santo Domingo. El gobierno de Michel Martelly ha establecido como uno de los puntos prioritarios de su plan de desarrollo nacional recuperar el esplendor turístico que caracterizó a Haití durante los años 70 y 80, cuando era el principal destino del Caribe.

Así lo manifestó la ministra de turismo haitiana, Stéphanie B, Villedrouin, durante la inauguración de la Bolsa Turística del Caribe (BTC), en la que Haití participa este año como país invitado de honor.

La funcionaria expresó el interés del Ministerio de Turismo de Haití de participar en una oferta multidestino en la región, que se iniciará con la promoción conjunta de Puerto Plata y Cabo Haitiano, para complementar la oferta de playa de República Dominicana con el turismo cultural del norte haitiano, en especial la visita al Parque Nacional Histórico, donde se encuentra La Citadelle (la fortaleza más grande del Caribe) y el Palacio de Sans Soucí.

Para materializar esa
 propuesta se ha diseñado un proyecto de restauración de las dos fortalezas que conforman el parque, con un financiamiento del Banco Mundial de US$44 millones.

Asimismo, la entidad estatal ha creado alianzas con los gobiernos de Guadalupe y Martinica y con agentes de viajes que están vendiendo el destino en los mercados de las islas francesas, como parte de una estrategia para atraer a los turistas que visitan los demás puntos de la región.

El alcalde de Mayagu¨ez, José Guillermo Rodríguez, manifestó su interés de incluir a Puerto Rico en la propuesta de la oferta multidestino que plantea la ministra haitiana.

Estrategias Villedrouin enfatizó que el Ministerio está tratando de recuperar el flujo de turistas dominicanos que por mucho tiempo predominó en el norte de Haití, para lo que se ha exonerado de visado haitiano a los dominicanos con visa Schengen, de los Estados Unidos o Canadá.

Según informó la Ministra, los operadores locales están haciendo alianzas con cadenas internacionales para ofrecer mejor servicio y se implementará en el país la policía turística, aunque aseguró que la inseguridad en Haití es más bien un asunto de percepción, pues el país ni siquiera está en la lista de los países con mayor índice de criminalidad, sino que la inseguridad se limita a zonas específicas que los turistas no suelen visitar.

Actualmente el país recibe alrededor de 600,000 cruceristas en Labadee. La firma Royal Caribbean ha estado visitando la bahía de manera ininterrumpida desde 1983, pero este año Celebrity Cruises iniciará sus operaciones en Haití y añadirán 13 cruceros al año, con lo que suman 162 cruceros al finalizar este año.

En Jacmel se está trabajando en la readecuación de las infraestructuras y la construcción de un aeropuerto internacional que permita recibir a los turistas directamente en la zona turística del sur del país, con una inversión del Estado superior a los US$40 millones.

El país tiene alrededor de 2,500 habitaciones disponibles y con la apertura a finales de este año de los hoteles Best Western, Occidental, Marriott y NH en Puerto Príncipe, además de la remodelación y ampliación de otros hoteles, se añadirán aproximadamente 1,000 habitaciones a la oferta hotelera haitiana.

Villedrouin resaltó que la capital sigue siendo el principal centro económico del país y el punto de recepción del turismo de negocios, que también es preciso desarrollar. La Ministra de Turismo señaló que el Gobierno haitiano quiere ser el propio actor de su plan de acción y que no sean las ONG las que se encarguen de organizar los proyectos de desarrollo. “Sí queremos las ayudas, pero para financiar los proyectos del Gobierno, y estamos más bien abiertos a las inversiones, porque es de la única manera que vamos a tener una economía estable que estimule la generación de empleos y mejore la vida de la población haitiana”, enfatizó la funcionaria.

(+)
COMERCIO FRONTERIZO

Villedrouin dijo que la decisión del primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, de disminuir la actividad de los mercados abiertos en ambos lados de la frontera está sustentada en regular el comercio para controlar el contrabando y aumentar las divisas para el Estado haitiano.

Dijo que ese país pierde alrededor de US$200 millones por mes a causa del contrabando en el mercado fronterizo, además de que existen trabas para la comercialización de productos haitianos en República Dominicana, como es el caso de la cerveza Prestige que no se ha permitido su venta de este lado de la frontera.

“Esa medida no debe entenderse como que Haití no quiere relaciones comerciales con República Dominicana, sino que queremos regular el comercio”, sostuvo

Fuente: Listin Diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons