miércoles, 18 de julio de 2012

Indígenas de Ecuador demandarán a empresas por tráfico biogenético


QUITO, 17 jul (Xinhua) -- Una comisión de indígenas amazónicos de Ecuador viajará en los próximos días a Estados Unidos para presentar una demanda contra dos entidades de ese país, a las cuales acusan de un supuesto tráfico biogenético, dijo hoy el dirigente Gilberto Nenquimo.

La demanda se presentará luego de que la semana pasada la Defensoría del Pueblo local denunció la extracción de muestras de ADN del pueblo indígena waorani, sin su consentimiento, y su supuesta venta por parte de una entidad estadounidense.

Nenquimo, quien es vicepresidente del pueblo waorani, dijo a periodistas que la acción busca evitar que hechos como éste se repitan y que los afectados puedan cobrar indemnizaciones.

"Es posible cobrar
indemnizaciones, porque obviamente tenemos que ganar en eso y que otras instituciones puedan darse cuenta que ya no pueden volver a hacerlo", afirmó.

Según la Defensoría del Pueblo, de 1990 a 1991 dos estadounidenses, uno de ellos médico de la petrolera Maxus, extrajeron sangre a algunos waorani en sus comunidades al señalar que iban a examinar su estado de salud.

Los resultados, sin embargo, nunca se entregaron y las muestras pasaron a manos de un científico de la Escuela Médica de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

Posteriormente acabaron en el Instituto Coriell, un centro de estudios médicos con sede en Nueva Jersey, Estados Unidos.

Desde 1994 el Instituto Coeriell ha distribuido siete cultivos celulares y 36 muestras a ocho países, lo cual, en opinión de la Defensoría del Pueblo, viola la Constitución del país andino.

La Constitución ecuatoriana prohíbe "el uso de material genético y la experimentación científica que atenten contra los derechos humanos".

Nenquimo agregó que la demanda en Estados Unidos es la primera acción legal que ejercerán para que se sancione a los responsables del caso.

La Defensoría del Pueblo ha puesto el caso en conocimiento de la Procuraduría de la Nación y de la cancillería para que ejerzan las acciones que ameriten en el marco de su competencia.

"Hemos pedido que examinen qué se puede hacer, porque estas instituciones se encuentran en jurisdicción extranjera", en Estados Unidos, afirmó el defensor del pueblo encargado, Patricio Benalcázar.

Debe estudiarse todo lo que implica la legislación estadounidense y ver posibilidades para una demanda, agregó Benalcázar al señalar que el uso ilegal de las muestras de ADN vulnera los derechos a la identidad cultural, al consentimiento previo, libre e informado para la extracción y uso de recursos genéticos


Fuente: spanish.china.org

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons