miércoles, 25 de julio de 2012

La Zona Colonial avanza hacia el desarrollo


Santo Domingo. La recuperación de la Zona Colonial, de la ciudad primada de América, con sus caballerizas y la historia de sus majestuosas residencias del siglo XVI y el XIX, es un hecho y avanza a pasos agigantados, como una muestra del desarrollo de la inmobiliaria y del turismo de Santo Domingo. 

Los trabajos de rehabilitación se realizan de manera sigilosa y prácticamente artesanal, sin las estruendosas maquinarias que acompañan a las modernas construcciones. Hombres que usan pincel, arcilla y barro, conocedores de las construcciones antiguas, fabrican una mezcla  “curada” de tierra y cal que fue usada en la antigüedad.  

El uso de manpostería (ladrillos, piedra, cal, arena) y gruesos muros con grandes vigas de madera preciosa criolla ha sido retomado, apegados a la tradición de su época, para lo cual se está utilizando un personal experimentado.

 Otra forma de
construcción usado antiguamente eran los muros de arcilla encofrado (moldes); o tapias, como se les conocía a la técnica de tierra y cal, y que son vaciados y apisonados hasta ser levantados bloque por bloque. De ese tipo de material están hechas las ruinas de San Nicolás de Bari, explicó Batle Pérez.

En la reconstrucción, el cemento es poco usado. Se está usando cal que es mojada con agua hasta “podrirla” y mezclarla  y moverla junto con arena durante varias semanas. A ese proceso se le agrega un poco de cemento.

La casa, ubicada en la calle Mercedes 57, desocupada por muchos años en la que hubo un derrumbe está siendo recuperada, en vista de que forma parte de la historia. Es una las primeras construidas en Santo Domingo y en las Américas. 

Profesionales de la arqueología han hecho excavación y presentado informes al igual que importantes historiadores, así como ingenieros estructurales, siguiendo todos los requisitos de rigor.

Apoyada en lineamientos de Patrimonio Monumental de la Ciudad Colonial y  de un acápite especial del clúster turístico de Santo Domingo, la compañía forma parte de los comités pro-rehabilitación de las casas, al igual que otras empresas.

La Zona Colonial sería recuperada mediante un proyecto financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el cual Juan Mubarak, director de la compañía Visanto Properties, cree que este viene a ser un acompañante fundamental, porque abarca soterrar las redes eléctricas, resolver los problemas de aguas negras y de limpieza e imagen de la zona.

  Hace un año que la compañía Visanto Properties creó la gerencia de proyectos de la Ciudad Colonial teniendo como punto inicial la revisión de los inmuebles, comenzando por las que están en mal estado y pueden servir para proyectos tomando en cuenta su ubicación, su característica arquitectónica y su importancia histórica y patrimonial.

La primera selección fue de 10 casas a las que se suman otras cuatro que formaron parte de una ardua investigación histórica y arqueológica para sanear los inmuebles y determinar sus usos en una tercera y última fase. “Estamos en una fase intermedia, terminamos los estudios y sabemos cómo son los inmuebles y cuál es su importancia, daños y problemas y hemos formulado las propuestas para corregir los daños”, afirmó Batle Pérez, arquitecto restaurador. Luego de la recuperación de las casonas históricas y su vinculación con el proyecto Sans Soucí, que también aportará vida a la Ciudad Colonial, se espera contribuir a que se retome el esplendor de la zona, dijo Mubarak.

La Rehabilitación de los 14 inmuebles que trabaja Visanto Properties forman parte de VICINI,  en la Zona Colonial, con la idea inicial de recuperación de las históricas casas que se encuentran en deterioro progresivo y de impulsar el desarrollo inmobiliario turístico con distintos proyectos, como el de Pynewood Indomina Studios y el de la Castilla Colonial. La marca también tiene otra empresa que se encarga del mantenimiento y alquiler cuando las casas están listas.

En la actualidad, hay 11 casas en estudio que son propiedad privada. 

Mubarak, explicó en sus oficinas de la Isabel La Católica 158, que el desarrollo que se observará en la zona servirá de base para que otros inversionistas del sector privado se involucren en el desarrollo, ya que desde que una zona es intervenida el resto se beneficia.

Un ejemplo de una de las ruinas ya rehabilitadas es la que está ubicada en la calle 19 de marzo 115. La edificación está alquilada, pero con un permiso se pudo observar que consta de una moderna sala y cocina de acero inoxidable con pisos extremadamente brillantes y colores y mosaicos que asemejan tiempos antiguos. 

La edificación tiene un patio extenso con las habitaciones en los laterales, una al lado de otra con puertas de madera preciosa y alero de tejas que dan hacia un patio sembrado de grama, y con acceso a una piscina bordeada de plantas y árboles frutales. En el centro del patio el piso está revestido con mosaicos.

El uso de las casas rehabilitadas será para alquiler, en el entendido de que dinamiza la ciudad, para lo cual se ha comenzado en parte más histórica de la Ciudad Colonial, “más del área ovandina, que es la primera trama urbana en América”, dijo Mubarak.

Parte de los proyectos de la compañía es convertir una de estas ruinas en un hotel, que sería administrado por una empresa experimentada, que estaría ubicado en las casas 1, 3 y 5, que colindan en la calle Nouel y muy cerca de La Catedral.

 Las edificaciones serán vinculadas, como una secuencia de proyectos, afirmó. Algunas ruinas del siglo XVI fueron intervenidas en los siglos posteriores, especialmente en el XVII y XIX, por lo que las que se hacen ahora están apegadas a sus valores históricos, físicos y metodológicos, acordes con su categorización en términos patrimoniales.

La Casa Webber está hecha en manpostería completamente, consta de dos niveles y en su época tenía dos escaleras: una en el área cercana a uno de los salones principales y otra en piedra. Tenía dos salidas con arcos que acceden al patio. En sus inicios la familia Webber tenía negocios en el primer piso y residían en el segundo.

La Castilla Colonial

La Castilla Colonial es un proyecto de desarrollo que se lleva a cabo con la constructora M. Son apartamentos y casas antiguas para venta y alquiler, ubicada en la 19 de marzo, entre la Padre Billini y Arzobispo Portes, con salida a la José Reyes.

El proyecto unirá la parte antigua con la moderna. Tendrá un patio interior y se encuentra en fase de construcción. Al ocupar una amplia cuadra, tendrá un parqueo en el centro de la manzana, cuyas edificaciones subirán de manera escalonada hasta parecer un nivel o dos, pero en realidad serán de tres, ya que no se permiten construcciones elevadas. 

LA CIUDAD DE SANTO DOMINGO

Publicaciones sobre la Ciudad Colonial de Santo Domingo señalan que la zona recibió ese nombre porque fue colonizada por españoles. 

 En el sitio www.dominicanaonline.org, se informa que el origen de la ciudad data de 1496 a 1498, época en la que fue construida la calle Las Damas, identificada como la primera calle de América. Rodrigo de Liendo fue uno de los principales maestros de la construcción de la ciudad y de museos y lugares como el Monasterio de San Francisco y de las iglesias.  

 En 1990, la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, el Arte y la Cultura (Unesco) declaró la Ciudad Colonial de Santo Domingo “Patrimonio Cultural de la Humanidad

Fuente: Listin Diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons