jueves, 12 de julio de 2012

Las desventajas de la empresa familiar


En un post anterior describíamos las ventajas de tener una empresa familiar y de trabajar en ella, pero en esta ocasión nos detendremos en el sello de la moneda, en las dificultades que puede entrañar un negocio de estas características.

Puede ocurrir que la empresa familiar sufra de rigidez, es decir, que no se amolde bien a los cambios permanentes del mercado apelando a la tradición, que suele ser un límite, junto a la mala disposición para hacer dichos cambios. El mundo de los negocios y de las empresas está en un cambio constante, y para las compañías familiares es vital estar preparadas.

El difícil acceso a los mercados de capital puede ser una limitación en el crecimiento que a la larga determine la prosperidad y el buen funcionamiento del negocio. Para ello, la empresa se debe asegurar una buena estrategia y aliados comerciales si se diera el caso para poder crecer. En este sentido, también se hace complicado el atraer a directivos profesionales.

Al ser un entorno
familiar se puede perder la profesionalidad al primar la sangre sobre el talento. Esto puede ser riesgoso y hacer que la empresa no se renueve, no se llene de nuevas ideas y acabe quedando obsoleta.

También puede haber problemas de liderazgo y legitimidad cuando no hay nadie facultado para hacerse cargo de la organización, consecuencia de lo anteriormente dicho. Suele verse este problema en la segunda o tercera generación de la empresa.  Lleva también a problemas de nepotismo, donde se tolera como gestores a miembros de la familia que no son válidos para el cargo.

Puede ocurrir que el sistema de remuneración y recompensas no sea equitativo con todos los miembros familiares y dé lugar a rencillas personales que acabarán por minar el negocio y la propia familia.

Unido a ésto, puede haber una organización confusa, con estructura poco definida y una falta clara de división de tareas que dé lugar a cierto caos en la cadena de mando. Por ello, se debe clarificar perfectamente dónde reside el poder y clarificar la estructura de funciones y mando.

El no mantener una línea divisoria entre el trabajo y la vida privada en este tipo de empresas puede generar conflictos personales. Se pueden mezclar los conflictos emocionales de la familia sobre el sistema empresa, haciendo que estos últimos se intensifiquen y reviertan en la familia, un círculo vicioso que, a nivel de negocio puede resultar nefasto.

Una desventaja importante viene cuando se da el paso de una generación a otra y esa sucesión lleva un cambio de estilo de liderazgo y un proceso que puede implicar dificultades organizativas y emocionales. Es éste un momento delicado ya que la unidad familiar puede peligrar y entrar en juego las aspiraciones personales por encima del interés empresarial, lo que puede desencadenar en luchas internas por el poder que en nada benefician al negocio.

El éxito futuro de la empresa dependerá del éxito de la negociación antes, durante y después de la sucesión.

Si quieren saber más sobre las ventajas y desventajas de las empresas familiares, les recomendamos un extenso artículo registrado por la Universidad de las Américas Puebla, en México

Fuente: blog.banesco.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons