miércoles, 18 de julio de 2012

Microfinanzas afianzan crecimiento de créditos


URUGUAY. Los microempresarios están utilizando cada vez más estas instituciones para el desarrollo de sus negocios

Lejos de la crisis internacional y los pronósticos de menor crecimiento para la economía local, las microfinanzas poco a poco consolidan su papel en el sistema financiero uruguayo. Cada año las empresas otorgan más préstamos y ganan clientes para intentar hacer rentable un negocio que, por ahora, muestra números negativos.

El gerente general de República Microfinanzas, Luis Murias, dijo ayer a El Observador  que al cierre del tercer trimestre del año fiscal 2012 la empresa tenía 13.500 créditos activos con una cartera que ronda los US$ 10 millones. En los próximos días la institución lanzará una nueva línea de financiamiento para los productores lecheros con destino a siembra y compra de reservas con una tasa en pesos de 15% anual. De todas formas, el sustento del negocio son los
créditos a familias que totalizan 9.000 cuentas. Este dinero, de libre disponibilidad, es utilizado por distintos emprendedores para la compra de artículos básicos para sus negocios. 

La morosidad de República Microfinanzas está en 1,4% para un plazo mayor a 60 días. Por otro lado, Murias anunció que está previsto para el corto plazo la apertura de una sucursal en litoral, que abarcará a Artigas, Salto y Paysandú. El funcionario adelantó que se espera cerrar el balance el próximo 30 de setiembre con un resultado “equilibrado”.

En la misma línea, el gerente general de Microfin, Antonio Martínez, indicó que pese al “crecimiento sostenido en el volumen de créditos” el balance cerrará con una utilidad operativa positiva pero con un rojo financiero.

Esta empresa tenía a junio 14.150 clientes con 21.000 créditos activos que involucraban una cartera de $ 224 millones (unos US$ 19 millones), frente a los $ 176 que tenía a diciembre de 2011. En este caso, la  mora mayor a 30 días es de 3,6%.  Martínez dijo que por ahora la crisis externa no ha pegado en la demanda de crédito que sigue “sostenida”, impulsada por los proyectos de inversión del exterior. En 2012, la línea de leasing que comenzó a ofrecer Microfin se transformó en un producto de “gran demanda”. Con una tasa real de 2% y en moneda local, este instrumento se utiliza para la compra de maquinaria, vehículos y hasta computadoras.

Pese a la expansión del sector, Martínez reconoce que aún hoy gran parte de los empresarios acude a canales informales como préstamos de familiares o créditos al consumo. Advirtió como uno de los puntos débiles que las instituciones no están facultadas para captar depósitos en pesos para fondear su operativa.

Por otro lado, la cooperativa Fucac también muestra números positivos, informó su gerente financiero, Martín Machado. La cartera total de crédito aumentó 22% en el último año, llegando a US$ 50 millones. Las soluciones financieras para trabajadores independientes, cuentapropistas y microempresas, representan el 15% de ese total. A juicio de Machado, una de las principales limitantes que encuentra el negocio para expandirse, son los topes en las tasas de interés para los créditos que fija el Banco Central

Fuente: elobservador.com.uy

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons