jueves, 12 de julio de 2012

Shenzhen se convertirá en laboratorio de la globalización del yuan


Casi diez años después de que China comenzara a relajar algunas de sus medidas de control de capital, el país está dando ahora pasos más determinados hacia la flexibilización.

El principal planificador económico del país, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR) desveló la semana pasada una batería de medidas que serán aplicadas en Shenzhen, la ciudad cantonesa próxima a Hong Kong, símbolo del desarrollo económico chino.

Entre las medidas, destacan experimentos con la emisión de préstamos transfronterizos para impulsar la total convertibilidad del yuan, la divisa china.

Otras medidas incluyen aspectos relacionados con la fiscalidad, la educación, el tratamiento médico, telecomunicaciones, legalidad e introducción de nuevos talentos, según la CNDR.

China se comprometió en 2003 a relajar gradualmente su control sobre los flujos de capital transfronterizos
y abrir en última instancia abrir su cuenta de capitales como parte de los esfuerzos por convertir al yuan o ‘renminbi’ en una moneda de reserva global.

Dentro del plan se incluye la creación de una zona cooperativa en la bahía de Qianhai, que ya fue aprobada por el Consejo de Estado chino en 2010. La zona buscará promover la cooperación entre Hong Kong y Shenzhen, dos de los principales centros financieros de China.

La zona proporcionará nuevos canales de inversión para los depósitos en yuanes de Hong Kong, impulsando el estatus de la región como un centro externo para el yuan.

Los bancos hongkoneses podrán llevar a cabo proyectos de financiación transfronteriza en yuanes, lo que jugará un rol crucial para promover en la ciudad los negocios exteriores en yuanes, según Xie Guoliang, analista del Banco de China en Hong Kong.

El momento oportuno

“Surgirán nuevos retos sobre las transacciones de activos personales y derivativos. Debemos asegurarnos de que los bancos estén listos para los riesgos transfronterizos”, afirma Pei Chuanzhi, presidente del Sistema de Comercio en Divisas de China.

En vista de la coyuntura actual tanto dentro como fuera del país, el momento y las condiciones son las adecuadas para que China convierta libremente el yuan bajo su cuenta de capitales, según Zhao Xijun, vicedecano de la Facultad de Finanzas de la Universidad Renmin.

El ascenso de China como una potencia económica global ha vuelto más atractiva su divisa, en especial tras la crisis financiera global de 2008, que ha conducido a un decaimiento persistente de la economía en Estados Unidos y a problemas de deuda en la Eurozona
.
Algunas economías y regiones han adoptado el yaun como divisa de reserva oficial, mientras que otros se encuentran expandiendo activamente el uso transfronterizo del yuan en sus liquidaciones comerciales con China.

El yuan se ha convertido ya en la tercera mayor divisa del mundo para liquidaciones comerciales, con una cuota de uso que se eleva al 7 por ciento del comercio de bienes de China y el 15 por ciento en los servicios.

“Obviamente, al yuan le queda un largo camino por recorrer para convertirse en una divisa de reserva internacional. Hay falta de concordancia entre el estatus global del yuan y la fortaleza económica de China”, opina Gao Guoxi, profesor de la Universidad Fudan, en Shanghái.

El dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina y el yen japonés son las principales divisas de reserva internacional; el 60 por ciento de las reservas de divisas del mundo están expresadas en dólares estadounidenses. (Xinhua

Fuente: spanish.china.org.cn

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons