lunes, 6 de agosto de 2012

La Búsqueda de Seúl: Coreanos estadounidenses se van a Corea para buscar empleo


SEUL - Kim salió de la capital de Corea del Sur a Queens hace cuatro décadas en busca de oportunidades económicas. Hace dos años, cuando no pudo encontrar un trabajo en Nueva York, decidió probar suerte en la cuna de sus antepasados.

El jugador de 29 años de edad, Stuyvesant y graduado de la Universidad de Binghamton se encuentra aún en Seúl - parte de una comunidad en pleno auge de extranjeros que gozan de privilegios de visa o la doble nacionalidad, incluso si han nacido en los EE.UU.

Llamado gyopos o "los coreanos en el extranjero", que están abandonando sus padres sueño americano de inmigrantes para encontrar trabajo en la tierra de LG y Samsung, donde la economía está creciendo rápidamente y el ambiente es decididamente de alta tecnología.

"Para mí, sé que hay más oportunidades aquí", dijo Kim, quien creció en Douglaston y todavía usa su gorra de los Mets.

"Recuerdo que me enviaron 50 hojas de vida, y tú sabes, tengo mucha experiencia. No es como que soy un pelma. Tengo como dos respuestas, por lo que yo estaba como, 'Al diablo con esto. "He venido aquí."

Kim ha adoptado
la etiqueta gyopo. Se inició la enseñanza de Inglés, encontró un trabajo en la UNESCO y puso en marcha la página web Seoulistic.com, donde se ofrece a los visitantes extranjeros a Corea consejos sobre adaptarse.

Enseñanza del Inglés es una vía común, especialmente para aquellos que no dominan el idioma coreano. Sin embargo, Corea también está atrayendo a artistas como nacido en Chicago de "American Idol" Parque semifinalista Juan, ahora una superestrella de K-pop, y empresarios como Daniel Shin, quien dejó de Manhattan en 2010 para fundar el Monster tickets al estilo Groupon  y luego venderlo a $ 380 millones.

"Hay diferentes grupos de gente que se remonta. Es en gran medida basada en la economía. La Situación económica de Corea ha cambiado ", dijo al profesora de California State Polytechnic University María DaniCo. "Tecnológicamente, sólo son mucho más avanzados que los EE.UU."

La república fue una de los más pobres del mundo en la década de 1960, pero ahora tiene la economía numero  12 más grande en términos de poder adquisitivo.

Aunque de Corea a U.S. la inmigración sigue siendo considerable en alrededor de 23.000 tarjetas verdes al año, la inmigración inversa de los EE.UU. está creciendo, que forma parte de una tendencia global que incluye a India y China. Los jóvenes se mueven de puestos de trabajo, mientras que la gente mayor jubilarse en los llamados de Corea del Sur "ciudades de plata."

Seúl documenta recientemente 2.122 coreanos de los EE.UU. de forma permanente regresó el año pasado, frente a 1.319 en 2005.

Eso no incluye las decenas de miles de estadounidenses de Corea que no han decidido quedarse. Viven y trabajan con un especial de visa F-4, creado para aquellos que puedan demostrar al menos un padre o abuelo nació en Corea. En 2010, el país comenzó a permitir que la ciudadanía gyopos dual.

Algunos jóvenes coreanos dicen que no la bienvenida a la mayor competencia por los empleos.

"Los estadounidenses coreanos que regresan a Corea están haciendo la vida difícil para mí", dijo el estudiante de la Universidad Kyung Hee Ji-Woon Yoon, de 25 años.

Pero la vida en Seúl como un gyopo no siempre es fácil, tampoco. Kim dijo que echa de menos una pequeña charla con los extraños y odia como las fechas tienen que ser creado por amigos de amigos.

Los maestros dicen que algunas escuelas privadas pasar por encima de coreanos étnicos que contratar instructores rubios y de ojos azules porque se ven más "americanos". Y los que miran de Corea se espera que actúen de Corea, incluso si son culturalmente extranjero.

"Cuando vine aquí, era muy difícil", dijo June Chang, de 33 años, un graduado de la Universidad de Columbia que se crió en Nueva Jersey y se mudó a Seúl en 2002. "Una persona de aspecto de Corea que no pueden hablar coreano es visto como tonto".

Chang, ahora un ancla del idioma ingles en los canales de televisión KBS que eventualmente planea regresar a Estados Unidos, dijo que la mandíbula de su padre cayó cuando ella le dijo que se estaba moviendo a Seúl.

Kim dijo que su familia adoptó el plan. Se entiende por qué su padre, un fabricante de ropa, llegó a los EE.UU. Simplemente no creo que la visión se aplica a él.

"No he pensado en el sueño americano en un tiempo muy largo", dijo.

"Mis padres se mudaron allí a causa de eso. Ellos lo hicieron, lograron lo que querían lograr. Ellos me dieron la vida que me querían dar, la educación que quería darme. Así funcionó. Se trabajó para ellos


Fuente: nydailynews.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons