miércoles, 1 de agosto de 2012

La crisis de comunicación sigue siendo mal gestionada


Santo Domingo. La falta de previsión, de protocolos de respuesta y de análisis de posibles escenarios son tres factores que son aún un lastre para la gestión de comunicación de crisis en las organizaciones del país. Casos recientes demuestran cómo parte de la administración de empresas sigue siendo manejada inadecuadamente.

Y según explica Amelia Reyes, socia directora de la consultora en relaciones públicas AF Comunicaciones, la carencia se expresa, además, en el hecho de que en las empresas “no suelen tener manuales formales de gestión de comunicación de riesgo y, generalmente, buscan ayuda cuando el problema ya está encima”.

“Las crisis dan signos de alerta”, indica Reyes, y apunta que algunos son las muchas quejas de los empleados o de los clientes, las fallas de tecnología, los accidentes laborales, los rumores y, especialmente, el descenso de las ventas. Y se sabe que se está en medio de ojo del huracán “cuando los medios de comunicación empiezan a llamar para pedir información”.

De acuerdo con la especialista, para evitar sustos innecesarios hay que crear un mapa de crisis según la naturaleza de la organización. Una guía que permita a los ejecutivos saber qué hacer para que
el mensaje que se externalice sea uniforme. Pero también para evitar tratar de asumir una actitud soberbia que rechace la comunicación, porque, afirma, la información ya no tiene límites y no comunicar también es una opción que repercute.

“Varía el tamaño, pero en mercados más desarrollados que el nuestro, que nos sirven de ejemplo, más del 95% de las empresas corre el riesgo de sufrir crisis. Sin embargo, las que tienen buenos planes y buena gestión aprovechan las circunstancias e incluso su credibilidad sale fortalecida”, dice.

Más allá de cualquier mapa de acción, pronóstico o plan, lo interesante de los momentos de crisis es que cada uno es distinto al otro. Y, además, ya nada se queda en lo local, con la Internet la rapidez en que circula la información es simultánea a la realidad.

Sin embargo, conforme a la ejecutiva de la consultora en comunicaciones, hay factores que siempre se podrán prever y entre ellos están las decisiones de las empresas, que en momentos de crisis, deben ser rápidas o serán mortales.

“En todo caso, la gran pregunta a responder es cuándo ocurrirá la próxima crisis y, cuando llegue, tratar de evitar la improvisación”, afirma la experta.

La consultora visitó la Redacción de LISTÍN DIARIO en labores de promoción de un seminario de gestión de crisis que se realizará el miércoles 22 de agosto.

(+)

LA FÓRMULA DEL AVESTRUZ

“Un alto ejecutivo decía: no piensen en las crisis, que luego se atraen con el pensamiento”. Según Amelia Reyes, esta práctica es conocida como la actitud del avestruz, es decir, querer ocultar la cabeza cuando las cosas no van bien, aunque sea un poco. Sin embargo, de acuerdo con la especialista, esto no funciona, y lo mejor es estar preparados para los tiempos difíciles.

Transparencia y acciones oportunas son las soluciones que sugiere la experta. Quedarse tranquilo y esperar que las cosas pasen es uno de los peores errores, porque hay personas dedicadas a sacar los errores a la luz pública

Fuente: Listin Diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons