martes, 25 de septiembre de 2012

Villa Consuelo, famoso por el comercio y sus ofertas


SANTO DOMIGO. No es un mercado de pulga, pero todo o casi todo lo que una persona busca, nuevo o usado  lo puede encontrar en Villa Consuelo. Este sector, aunque ahora se percibe como una zona comercial, hace varias décadas que se destacaba más como un lugar residencial. En la actualidad, es difícil encontrar dos residencias sin un local comercial en el medio de ambas.

“La gran cantidad de público que visita a Villa Consuelo, ricos o pobres, los que compran mercancías para uso personal y los que se surten para vender en otros lugares, lo hace atraída por las distintas ofertas que aparecen en el lugar y porque los productos que buscan los encuentran, en algunos casos, hasta 50% más económicos que en otros centros comerciales”, explicó Mario Chabebe, presidente de la Asociación de Comerciantes de Villa Consuelo.

Durante un recorrido que hizo un equipo de elCaribe por ese sector se pudo constatar que Villa Consuelo es un
mercado en el que convergen distintas clases sociales atraídas por un único fin: encontrar lo que necesitan en la gran variedad de productos que se comercializan en la histórica área comercial.

Productos de belleza, de cocina, planchas y tablas de planchar, juegos de salas y de aposentos, baños, madereras, talleres diversos, ferreterías, repuestos de vehículos, tiendas de ropas y de calzados, supermercados, farmacias y almacenes importadores son algunos de los establecimientos comerciales que se encuentran en este lugar, sin contar los comercios informales que sobresalen en todas las áreas.

Esta zona también es reconocida por la existencia de laboratorios informales de medicamentos.

Los juegos de baños se encuentran de los más variados diseños y calidad y sobre todo nuevos y usados para todo tipo de clientes.

Según un vendedor, los inodoros usados se encuentran, en buenas condiciones, con precios desde RD$800 en adelante y nuevos desde RD$1,800. “Pero eso es en esta área, aquí sólo vendemos baños, porque si tú te vas a otro lugar, aunque sea aquí mismo en Villacón, no lo vas a encontrar con esos precios” comentó el vendedor, quien exhibía su más clara intención de vender. “En Villa Consuelo tú encuentras hasta lo que no te puedes imaginar”, expresó Chabebe, quien además, es propietario de una de las más grandes ferreterías de este sector.

Los negocios son tan variados y diversos que hay quienes viven en Villa Consuelo de la compra y venta de cartones viejos. Ramón Veras, un señor de avanzada edad, quien reside en la “calle de los metales” (Baltasar Álvarez), informó que tiene muchos años manteniéndose de los ingresos que obtiene a través de las ventas de botellas y de cartones viejos.

Además, en Villacón, como también es conocido el sector, todavía vive el carbonero, reconocido personaje que es más demandado en las comunidades más pobres de República Dominicana.

Este personaje, que no quiso revelar su nombre, expresó que lleva más de cincuenta años vendiendo carbón en este sector. Actualmente vende a RD$25 la porción mínima que se despacha en un envase con la medida de galón.


En la era del conocimiento, el carbonero cuenta con clientes tan diversos como la gran cantidad de personas que viven de alguna de las distintas actividades económicas que se llevan a cabo en este sector.

Carbonero

Este personaje, aunque no quiso revelar su nombre, exhibía un rostro de una persona muy adulta y con sus más de 50 años de experiencia en esta labor, pasea por distintas calles de Villa Consuelo su pesada carretilla de madera, en la que carga el carbón que ofrece a sus clientes.

La arepa, un producto alimenticio que entre sus ingredientes principales se destacan: la harina de maíz, leche y azúcar, se fabrica en República Dominicana con “candela por abajo y candela por arriba” y para tales fines se utiliza el carbón.

“El que roba aquí en Villa Consuelo es porque quiere, porque nosotros vivimos de la fabricación y venta de arepa”, dijo William Pimentel, integrante de una familia de ocho miembros, nativa de la provincia Peravia. Manifestó que entre él y sus hermanos hacen 200 libras de arepa  todos los días.

No hay escuelas

“Comercialmente hablando en Villa Consuleo hay de todo, pero cuando hablamos de qué hace falta en este sector, podemos decir que hace falta lo más importante de todo, que es una escuela”, Así se expresó el señor Rafael Antonio Beltré, quien tiene más de 20 años vendiendo fundas de galletas  en la calle Concepción Bona casi esquina Sánchez Valverde, que es el lugar donde reside.

Manifestó que, aunque Villa Consuelo sea un barrio más comercial que residencial, existen muchas familias que viven en ese sector y tienen que enviar a sus hijos a escuelas muy retiradas de donde viven.

Informó que los niños de Villa Consuelo van a escuelas ubicadas en los sectores de Villa Juana, Villa María, Villas Agrícolas, Miraflores y Gazcue.

Los expertos

Mario Chabebe

Representa a comerciantes de Villacón

El presidente de la Asociación de Comerciantes de Villa Consuelo, Mario Chabebe, manifestó que se ha registrado una baja en las ventas desde las pasadas elecciones, pero que se espera que a finales de este año el comercio se reactive en esa zona.

Isabel Espinal

Costurera

Esta señora vive en la calle Concepción Bona, en Villa Consuelo, y afuera de su  vivienda saca una máquina de coser y ofrece servicios de parched y arreglos a prenda de vestir. Dice que sus clientes son los encuentra en las personas que transitan por ese lugar

Fuente: elcaribe.com.do

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons