miércoles, 24 de octubre de 2012

5 etapas para la incorporación laboral


Una buena incorporación del “nuevo compañero” beneficia a todo el equipo de trabajo.

increase font size
Encontrar a la persona ideal para realizar un trabajo es complicado y costoso, se necesitan inversiones de capital y de tiempo, pero qué pasa si después de toda esa inversión, la persona que resulta contratada se va en unos meses, o peor aún en semanas.

Son claros los costos que una empresa tiene que asumir frente a un alto índice de rotación, pero también impacta al resto de los trabajadores con sobrecarga de trabajo, problemas en la definición de responsabilidades e incluso la necesidad de atender tareas para las que faltan capacitación o conocimientos.

La Organización
Internacional del Trabajo (OIT) estima que en los últimos 20 años, aumentó la rotación laboral y la intensidad del trabajo, un estudio de Mercer arrojó que en México, el 56% de los trabajadores consideran dejar su empresa.

El proceso de incorporación de los recién contratados hace que la empresa tenga mejor desempeño, este proceso puede realizarse de varias maneras, por ejemplo:


  • Por clases
  • Actividades con compañeros de la empresa
  • Vía internet
  • Con información impresa
  • Regularmente se concreta en la experiencia

Los expertos de Monster consideran que ofrecer al empleado experiencias sólidas de incorporación y monitorear su progreso de integración a la empresa le permite una sensación de cercanía y fomenta la formación de lazos de confianza.

Los autores de Finding Keepers sugieren la implementación de 5 etapas para una incorporación laboral que ofrezca mejores resultados en cuanto al compromiso:

En la Semana #1 es cuando se perciben las primeras impresiones y se recomienda:

  • Tener listo un espacio de trabajo y las herramientas necesarias
  • Presentar al nuevo miembro con los compañeros
  • Mostrarle las instalaciones
  • Informarle de los procesos básicos
  • Describir las metas de corto y mediano plazo que se esperan del puesto
  • Comunicar la misión, visión, valores e historia de la organización
  • Asignar a un compañero guía

En los primeros 30 días, es en el que se conoce a más miembros de la empresa:

  • El empleado debe conocer sus responsabilidades y roles
  • Debe saber qué hacer en situaciones, problemas y actividades reales
  • Es el mejor momento para aprender procedimientos importantes del trabajo
  • Puede hacer un “reconocimiento general” de la empresa
  • Se puede guiar al trabajador para conocer otras áreas de la organización
  • Puede pasar más tiempo con gerentes y colegas

En 90 días se genera un establecimiento en el que:

  • Termina la orientación
  • Es importante que defina las metas concretas a alcanzar
  • Es importante empezar a investigar sobre la efectividad del empleado
  • Se debe recuperar información sobre la relación del nuevo con otros empleados

En 6 meses el nuevo empleado se ajusta, y para este tiempo debe:

  • Desenvolverse como parte del grupo
  • Haber recibido comentarios de su trabajo
  • Haber iniciado un plan de crecimiento en la empresa
  • Conocer su compromiso con la empresa

En el primer año se conoce el compromiso total, en el que el nuevo empleado debe conocer:

  • El nivel de logro que percibe
  • La cercanía con el líder del equipo
  • El balance entre la vida personal y laboral
  • La satisfacción con el trabajo realizado
  • Relaciones de trabajo
  • Percepción de crecimiento

Finalmente, los expertos de Monster.com reconocen que desarrollar un proceso adecuado de incorporación, tal vez no garantice que el 100% de los trabajadores nuevos permanezcan en la empresa, pero sí aseguran que no llevar ningún proceso representará un desperdicio de tiempo, dinero y talento para la organización

Fuente: elfinanciero.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons