miércoles, 19 de diciembre de 2012

Constanza: una economía envuelta en rosas y claveles



Las Palmas, Constanza.- José López partió ayer tempranito a vender flores al Mercado Modelo de Santo Domingo procedente de estas tierras del Cibao. Ese tipo de viaje lo realiza los martes y viernes de cada semana. José lleva más de 15 años cultivando parte de las flores, principalmente rosas, que suplen el 80% de los puestos ambulantes de todo el país.

 Como José existen en Las Palmas de Constanza unos 84 productores, no solo de flores sino también de vegetales, que cada día de algún modo tienen presencia en muchos hogares dominicanos.

En Las Palmas se cosechan rosas, montecasino, soridago, pompones, claveles y estatíes, entre otros.

Esos 84 cosecheros están activos actualmente y tienen alrededor de 1,200 tareas entre todos, pero en la Asociación de Floricultores y Agricultores hay inscritos cerca de 200 productores. Entre los
activos mueven cada año alrededor de 300 millones de pesos, de acuerdo a datos ofrecidos por el presidente de la asociación, José de Jesús Rodríguez.

Las flores cultivadas en Las Palmas todavía no se exportan, aunque la aspiración de las personas envueltas en la actividad es que esto pueda realizarse en el futuro. “Lo que ocurre es que el fuerte nuestro aquí en materia de flores, son las rosas y el lugar no cuenta con la altura que se requiere para desarrollar botones grandes para exportar. Eso indica que no podemos competir con países como  Colombia y Ecuador, que son grandes productores de flores en el mundo”, aclara Rodríguez.

Las flores no viajan

No poder exportar constituye un revés para los productores, pero internamente existen también problemas, según testimonios recogidos en Las Palmas. “Lo primero es que no tenemos un mercado fijo y mientras yo llevo flores a Santo Domingo a un precio, luego los negocios se las venden mucho más caras a los clientes. El que gana menos soy yo como productor”, apunta José López, heredero del oficio de su padre, quien duró cerca de 20 años haciéndolo. Las flores de Las Palmas, de Constanza, llegan frecuentemente a la zona conocida como “Pequeño Haití” en las inmediaciones del Mercado Modelo y directamente a negocios de floristería (que ya son clientes) diseminadas por el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo. Son transportadas en camionetas con “el fresco” de la mañana para no marchitarlas. Los vendedores denuncian que constantemente se exponen a la ocurrencia de atracos en sus alrededores y se ven obligados a pagarles  hasta RD$2,000 a ciudadanos de nacionalidad haitiana para estacionarse dos horas en una estrecha calle a realizar las ventas.

“Quiero que ustedes se den la vuelta por allá y vean la negligencia con la que operan las autoridades del Ayuntamiento del Distrito Nacional”, dijo José López, cuando conversó con elCaribe.

La floricultura es una actividad rentable, si se toma en cuenta lo expresado por productores locales que viven “más o menos bien” y pueden tener varios empleados con el cultivo de dos o tres tareas.  Sin embargo, en Las Palmas se quejan de la falta de respaldo que históricamente ha habido por parte de los gobiernos, aunque confían en el actual.

FUNCIONARIO Y PRODUCTOR
José López
Productor y vendedor de rosas

“Las Palmas es la única zona del país que cultiva rosas con fines comerciales. En Jarabacoa dicen que ellos cultivan, pero en realidad somos nosotros quienes le suplimos. Las flores son uno de los renglones que sustentan a nuestros habitantes. Los otros cultivos de importancia son los vegetales y el café.

Luis Ramón Rodríguez
Ministro de Agricultura

“En lo que tiene que ver con invernadero, en sentido general, República Dominicana produjo en el 2012 más de 104 millones de libras de vegetales en invernaderos, superando en 15.33 millones de libras la producción del 2011, lo que convierte al país en el principal suplidor de estos rubros de la región

Fuente: elcaribe.com.do

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons