lunes, 25 de febrero de 2013

Corazón uruguayo



Cuando uno hace las cosas con pasión a la larga salen bien”, expresó Martín Litwak mientras tomaba un mocachino sentado en su café gourmet de Carrasco. Es uno de los cuatro locales que el empresario argentino trajo a Montevideo de la firma Café Martínez. La naturaleza creativa e innovadora y el gran espíritu emprendedor que lo caracterizan han hecho que apueste también a su veta profesional abriendo, casi en simultáneo, la primera Boutique de Servicios Legales de Uruguay que trabaja para clientes de toda Latinoamérica. “Uruguay es un país donde vivís tranquilo y eso es una gran ventaja que en el fondo repercute positivamente en todo lo que haces”, confía.

¿Por qué una boutique legal en Montevideo?

Manejaba el área de Latinoamérica en una firma de abogados internacional y por el crecimiento visualicé que tenía sentido abrir una empresa aquí. Uruguay en ese momento tenía muchísima transparencia en cuanto a negocios, y yo siempre tuve un poco de corazoncito uruguayo porque mi abuela vivió y mi madre nació aquí.

¿Qué ventajas tiene invertir en Uruguay?

En Argentina o en otros países emprendés y después te cambian las reglas del juego y te complican. En Uruguay uno tiene la sensación de que va a poder seguir teniendo sus negocios y avanzando. Se busca invertir en países con seguridad jurídica, con reglas que son fáciles de entender, se aplican rápido y a todos por igual. Eso fue un valor que llevó al país a ser un centro financiero regional, que hoy no existe en Latinoamérica.

¿A qué problemas se enfrentó?

Que el público uruguayo es muy conservador y que no hay ningún incentivo legal para emprender.

Hemos invertido bastante dinero, la carga impositiva es altísima, y hay mucha burocracia para los pequeños emprendedores.

Tampoco hay organismos no gubernamentales que se dediquen a asesorar. Además, la gente no es ávida de probar cosas nuevas y nos pasa todo el tiempo, cuando cambiamos la carta, por ejemplo.

¿Cuál es la clave para ser exitoso?

Cuando emprendés tomás muchos riesgos. Siempre hay cincuenta razones para no hacer algo y dos o tres para hacerlo. La diferencia es que a los que nos gusta hacer cosas las hacemos igual pese a lo que nos pueda decir la gente. Tratar de hacer un camino diferente; yo creo que todo es posible, realmente. No tenemos apuro y nos dejamos llevar mucho por las oportunidades que se presentan y eso tiene que ver también con lo que es emprender.

¿Qué planes tiene a futuro?

A nivel del café abrir más locales. Con el estudio estamos creciendo bien, contratando gente y la idea es abrir en los próximos años una oficina fuera del país.

Perfil
Edad
37 años

Profesión
Abogado

Lo diferencia
La calidad de los servicios que ofrece, en ambas empresas


Fuente: elobservador.com.uy

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons