viernes, 8 de marzo de 2013

Alemania: país rico, país pobre



ALEMANIA. A pesar del desarrollo positivo de la economía, en Alemania crece la brecha entre pobres y ricos, según se desprende del nuevo informe sobre pobreza y riqueza que elabora cada cuatro años el Gobierno alemán.

En Alemania la economía se mantiene estable y la tasa de desempleo se redujo, pero las diferencias sociales van en aumento, según un estudio del Gobierno alemán. Organizaciones no gubernamentales habían protestado hace pocos días ante la cancillería, alegando que se había cometido “censura” al intentar “retocar” las cifras reales, ya que, luego de varios meses de disputas, el Gobierno decidió autorizar su publicación apenas este miércoles.

La oposición solicitó incluso un debate al respecto en el Parlamento alemán, ya que a fines de 2012 se dio a conocer que datos clave del primer bosquejo del informe habían sido modificados por la ministra alemana de Trabajo y Asuntos Sociales, Ursula von der Leyen, que presentó los resultados en conferencia de prensa.

Retocando la realidad alemana

En el primer bosquejo se leía: “Mientras la evolución de los ingresos del segmento superior registró un aumento, los sueldos de los sectores bajo y medio,en términos reales, disminuyeron. La brecha salarial se agrandó, provocando una situación que hiere el sentido de justicia de la población e incluso puede llegar a convertirse en una amenaza para la cohesión social”. En la versión final, la frase fue modificada, y ahora se lee que “la disminución del salario real refleja las mejoras estructurales en el mercado laboral”.

Sin embargo, las cifras demuestran que un 14 a un 16 por ciento de los alemanes siguen amenazados de caer en la pobreza. Además, de acuerdo con el estudio, un 10 por ciento de la población de Alemania posee más del 53 por ciento de la riqueza del país. El 50 por ciento de la población, de menores ingresos, por el contrario, solo tiene acceso a un 1 por ciento de esa riqueza. Es decir que “los capitales privados están repartidos de manera muy injusta”, frase que también fue tachada del bosquejo original.

“El gobierno está intentando maquillar la realidad del país ejerciendo censura”, dijo la diputada de Los Verdes Katrin Göring-Eckardt ante el Parlamento. Los Verdes habían impulsado el debate en torno al ocultamiento de datos reveladores del estudio. “Estamos hartos de que la brecha social se siga profundizando mientras que el Gobierno ni siquiera está dispuesto a ocuparse como corresponde del estudio sobre riqueza y pobreza”, dijo Göring-Eckard. Además, criticó que, entre otras frases, se haya borrado la información acerca de que cuatro millones de personas en Alemania trabajan por siete euros la hora. Casi ocho millones de personas viven de salarios bajísimos, una cantidad que supera las poblaciones de las cuatro mayores ciudades alemanas: Berlín, Hamburgo, Múnich y Colonia.

Para Annelie Buntenbach, de la Asociación de Sindicatos Alemanes (DGB), el informe “es un certificado de pobreza para el Gobierno de Angela Merkel”, ya que, a pesar de haber disminuido el desempleo, la pobreza sigue en aumento.

Trabajo precario y salarios bajos

También el jefe del Partido Socialdemócrata, Sigmar Gabriel, criticó que, a pesar de trabajar a tiempo completo, millones de personas no puedan vivir de su salario y se vean obligadas a solicitar ayuda estatal para no caer en la indigencia. “No se trata del monto del sueldo, sino del valor que se le da al trabajo, y de la dignidad de los trabajadores. No puede ser que la gente trabaje tan duro, y a fin de mes cuente con tan poco dinero en el bolsillo que tenga que pedir limosna al Estado”, señaló Gabriel. Y añadió que “un estado social no es aquel que crea empleo, sino el que crea empleos con los que se puede vivir”.

Fenómeno de la pobreza "no es masivo" en Alemania

Desde las filas del Gobierno alemán, las críticas fueron rechazadas con vehemencia. En primer lugar, en lo que respecta a posibles “retoques” del informe. Es un procedimiento normal que el estudio sea presentado por el Ministerio de Trabajo a las otras carteras para su aprobación, dice Matthias Zimmer, de la Unión Demócrata Cristiana (CDU). Y afirma que en Alemania la pobreza no es un fenómeno que se esté expandiendo de manera masiva Por el contrario, asegura, desde que Angela Merkel asumió el gobierno, en 2004, las diferencias sociales están disminuyendo, y eso se ve confirmado por el informe sobre riqueza y pobreza. También Johannes Vogel, del Partido Demócrata Liberal (FDP) subrayó que en el estudio se hace hincapié en los claros logros del Gobierno: “Tenemos menos desempleados en general, también menos desocupados a largo plazo, y el desempleo juvenil es el más bajo a nivel europeo. El sector salarial más bajo se redujo, es decir, que en este caso no puede hablarse de una evolución de deterioro social”.

El historiador y sociólogo Ulrich Wehler, por su parte, dijo al semanario Die Zeit, en referencia a los cambios en el original del informe, que “el Gobierno alemán pretende privar a los ciudadanos de un debate honesto. El tema de la justicia social se debe tematizar claramente y debe ser debatido. La disputa en torno a los retoques del informe sobre pobreza es un ejemplo de los engaños de la política”. Tanto la oposición como las organizaciones caritativas criticaron duramente que se reste importancia al aumento de la pobreza en Alemania.

Autora: Bettina Marx/ Cristina Papaleo

Editora: Emilia Rojas-Sasse

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons