viernes, 3 de mayo de 2013

El trabajo se puede hacer en cooperativa



Esta área del cooperativismo fue la primera en aparecer cuando el desarrollo del maquinismo y del capitalismo creó graves problemas al proletariado, quien al no tener propiedad de los medios de producción, fue sometido a duras condiciones de vida laboral. Fue la cooperativa de trabajo la asociación aconsejada por los precursores de la doctrina cooperativa.

El desarrollo del cooperativismo de consumo surgió en una época posterior. Dentro del marco de esta situación aparecen las cooperativas de trabajo, como empresas en las que los trabajadores, técnicos, empleados y obreros se asocian y organizan para ejercer en común sus profesiones y oficios, con la idea de sustituir la función patronal y el asalariado por el trabajo asociado. También evitar la explotación y la especulación en el trabajo sea este intelectual o manual. Suprimir el trabajo asalariado, reemplazándolo por la asociación voluntaria, eliminar el lucro sobre el trabajo ajeno y la especulación sobre la labor humana, con la meta de organizar la empresa en armonía de los factores del trabajo el capital y el talento.

La cooperativa de trabajo, sustituye totalmente al patrón o empresario capitalista; la empresa es de propiedad de quienes en ella trabajan, que han tomado a su cargo la administración total de la empresa, así como sus riesgos y sus ganancias.

Mientras en las cooperativas de consumo, agropecuaria, de crédito, de seguros o de vivienda los que trabajan en ellas, como empleados u obreros de los establecimientos de esas cooperativas son asalariados, que en general no participan ni en la administración, ni en las utilidades, en las cooperativas de trabajo es el conjunto de trabajadores el dueño de la empresa, que como tal toma a su cargo su administración y se distribuye en proporción al trabajo aportado por cada uno los beneficios y riesgos o perdidas.

Principios
De acuerdo con los principios, el ingreso de socios y su mismo retiro, tiene en las cooperativas de trabajo las limitaciones impuestas por la naturaleza del tipo de sociedad de que se trata.

Estas cooperativas están integradas por obreros, empleados y técnicos con vistas a ejercer en común sus profesiones y en la medida que lo exige la importancia y naturaleza de la empresa. Por eso, es que mientras la puerta se abre con amplitud en las cooperativas de consumo, porque todos revestimos la calidad de consumidores, en las de trabajo las posibilidades de entrada se encuentran mucho mas restringidas. La sociedad, para cumplir su fin industrial, debe admitir, como es lógico, en primer término aquellas personas que pertenezcan a la profesión u oficio, cuyo trabajo sea propio de la empresa.

En estas cooperativas el principio de la puerta abierta, se entiende como el derecho de todo aquel que trabaja en ellas, a ser admitido como socio, ya que en la misma, no se puede trabajar como asalariado sin voz, sin voto y sin participación en las utilidades.

Así como el ingreso de socios puede ser limitado, conforme a normas, también puede ser limitado el retiro de los socios, a fin de garantizar la perdurabilidad de los objetivos de la empresa.

La organización cooperativa es democrática, por eso todos los socios tienen voz y voto en la asamblea, pero nada más que una voz y un solo voto. Las cooperativas, que son sociedades de personas y no de capital, son los hombres y mujeres en un plano de absoluta igualdad los que votan deliberan y gobiernan; los hombres y mujeres en la empresa cooperativa de trabajo valen como tales, como trabajadores y no por el capital que han aportado.

PARA QUIÉNES TRABAJA LA ORGANIZACIÓN
La cooperativa de trabajo es la sociedad que trabaja con sus socios y para sus socios. La prohibición de contratar a trabajadores no socios, tiene por fin asegurar la armonía, la unión y la solidaridad de todos los que trabajan en la empresa cooperativa, base importante de su éxito.

Este tipo de empresa cooperativa con el señalamiento especifico de trabajo, no figura dentro del marco de clasificación que hace la ley que rige el cooperativismo dominicano. La ley 127 sobre Asociaciones Cooperativas se refiere a las cooperativas de Producción y Trabajo que a diferencia de las de trabajo, son aquellas organizadas por trabajadores para la producción y o distribución de bienes y servicios destinados al consumo, en cualquier etapa de esta, a terceros.

La ley establece que para que una cooperativa se clasifique de producción y trabajo, si su radio de acción es la agricultura o la ganadería, los asociados deberán aportar mancomunadamente su trabajo y sus tierras al proceso de producción, siendo la cooperativa la poseedora bajo cualquier título de todos los bienes de producción, incluyendo la tierra


Fuente: Listin Diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons