jueves, 6 de junio de 2013

5 pasos para hacerte rico, según Charlie Munger, mano derecha de Warren Buffett



Charlie Munger es conocido por ser el número 2 de Berkshire Hathaway y la mano derecha de Warren Buffett. Es un multimillonario inversor de 90 años, el cual comenzó desde cero

Es más, podríamos decir que su vida en general no ha sido un paseo por una alfombra de rosas, ya que se quedó en quiebra cuando se divorció de su mujer, la cual le dejó “con lo puesto”, perdió a su hijo por una enfermedad y él mismo tuvo serios problemas en la vista hasta el punto de perder la visión completa en uno de sus ojos.

Tras estos garrotazos de la vida, Charlie Munger hizo uso de su filosofía de vida: “Una vez has descubierto que la vida es muy dura, pregúntate si serás capaz de soportarlo. Si tu respuesta que SÍ, pues sonríe y sigue adelante”. Y eso hizo. Hoy día es uno de los inversores más eficientes y respetados de Wall Street, y por tanto, cuando nos aconseja con respecto a nuestra educación financiera, hay que coger papel y lápiz, pues aunque lo que nos diga no sea nada nuevo, ya que lo hemos oído en otras ocasiones, quizás el venir de esta persona, sea lo que nos confirme que no hay otra forma de administrar nuestro dinero cuando perseguimos esa ansiada riqueza o libertad financiera, se reseña en negocios1000.com

Estos son los 5 pasos.
1. No hay secretos para hacerte rico. Todo comienza con el ahorro

Hay que gastar menos de lo que se gana, y siempre que se ahorre algo, ponlo en una cuenta que genere interés por nuestro dinero (cuentas remuneradas, cuentas de ahorro….). Con el tiempo y el constante ahorro, nuestro dinero crece. Eso es una obviedad.

2. Incluso una inversión pésima bate el no invertir

Debido a que el invertir nuestro dinero ahorrado (bien sea en renta fija o renta variable) hace que no gastemos ese dinero, aunque hagamos una inversión pésima que no nos genere interés, siempre es mejor que no invertir y gastar nuestro dinero. Al menos comenzamos a educarnos financieramente.

OJO: Cuando Munger habla de una inversión pésima, podría ser que la rentabilidad anual obtenida esté por debajo de la inflación.

3. La deuda es el infierno

Una vez adquieres deudas, éstas son un auténtico infierno para salir de ellas, sobre todo las deudas de las tarjetas de crédito. Es imposible que una persona pueda conseguir una estabilidad financiera pagando intereses del 13% ó 21% o 29%.

Suponiendo que consigamos unos rendimientos anuales por nuestras inversiones en torno al 12%, no ganaremos dinero si debemos pagar un 13% ó 21% o 29% por nuestras tarjetas de crédito. Por eso, antes de destinar dinero a las inversiones, destina tu dinero ahorrado en limpiar cualquier deuda que tenga un interés elevado. Será lo más rentable.

4. Elegir correctamente dónde invertimos

Charlie Munger es de la vieja escuela de inversión, esa escuela que sigue superando en rentabilidad a los supuestos “gurús” actuales, por lo que los consejos de inversión son idénticos a los consejos de Warren Buffett. Busca acciones con ventaja competitiva y a precios infravalorados. Pon un horizonte de inversión a muy largo plazo y reinvierte los beneficios y dividendos.

Munger es consciente de que los minoristas o particulares no tienen acceso a muchas oportunidades de inversión o descuentos en el precio de las acciones que, en cambio, tanto a él como como a Buffett se les ofrece continuamente, por lo que aconseja analizar muy bien algunas ampliaciones de capital para tomar posiciones con un descuento sobre el precio de las acciones.

5. Paciencia mientras continuamos haciendo lo mismo

El mayor problema de las personas, según Munger es la falta de paciencia. Todo el mundo quiere hacer dinero de una forma rápida. Nadie quiere esperar 10 años para ver resultados. En cambio, muchas de estas personas, a los 10 años, están incluso peor, y después se arrepienten de no haber tenido una estrategia más “calmada” en la última década.

El secreto para hacerte rico es que el dinero vaya madurando. Nuestras inversiones nos generan una rentabilidad que a su vez añadimos al capital inicial mientras continuamos ahorrando e invirtiendo nuestro nuevo dinero ahorrado. El interés compuesto es mágico, pero la magia no se ve el primer año, y probablemente el segundo tampoco. Pero a partir del 5 año, nos daremos cuenta de cómo tenemos mucho más dinero. En 15 años, si has ahorrado e invertido inteligentemente sin haber adquirido deudas tóxicas, podríamos decir que ya tienes una cartera de inversión notable que te genera tanto una estabilidad como tranquilidad financiera. Murger volvió a poner un ejemplo muy conocido en el mundo de las matemáticas cuando se habla del interés compuesto:

“Si Cristobal Colón hubiera puesto 1 céntimo en una cuenta a un interés del 6%, dando órdenes de sacar los beneficios que se generan, 513 años más tarde, tendríamos en esa cuenta 31 céntimos.En cambio, si hubiera dejado ese céntimo al 6% en una cuenta remunerada donde los beneficios se suman al capital principal, el resultado, después de 513 años sería de más de 95.000 millones de ganancia” -Matemáticamente comprobado

Fuente: bancaynegocios.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons