jueves, 27 de junio de 2013

8 Datos para el buen uso de la tarjeta de crédito



El entorno económico que vivimos hoy en día ha obligado a muchos consumidores a hacer malabarismo para poder llegar a la quincena, bien sea mejorando los hábitos de consumo, buscando generar nuevos ingresos o utilizando el crédito, principalmente el de las tarjetas

Para mejorar la exposición y uso de las mismas, Aristimuño Herrera & Asociados, comparte estos 8 datos para su buen uso:

Evite usarla como una extensión del ingreso: muchas veces sin querer o por mala costumbre, se pagan bienes o servicios con la tarjeta, sin evaluar el impacto que tendrá en el futuro al momento de realizar el pago de la misma. La tarjeta es un medio de pago, mas no unos recursos adicionales para pagar ya que es una deuda que se contrae.

Evite consumir todo el límite: salvo que se trate de una emergencia, trate de mantener un disponible de su límite de crédito entre un 25% y 30% del monto otorgado. Esto le permitirá tener un mejor control del crédito, tendrá saldo para una emergencia y tendrá un buen récord con el banco.

No utilice todas sus tarjetas a la vez: si cuenta con varias tarjetas, es prudente tener una 100% libre para atender cualquier emergencia, si es la que tiene mayor limite mejor y trate de mantenerla fuera de su cartera o por lo menos de su vista para evitar la tentación de usarla.

Financie bienes duraderos: en la medida de las posibilidades utilice la tarjeta para comprar bienes que usara en el largo plazo, lo que le permitirá tener facilidades de pago y obtendrá ganancias por comprarlo en cómodas cuotas y a un mejor precio que en el futuro, esto básicamente por el efecto de la inflación. Aquí lo importante es que la deuda no la mantenga por mucho tiempo, ya que de lo contrario el bien le puede salir más caro.

Aproveche los programas de sus tarjetas: identifique los beneficios de acumular puntos, millas, descuentos o reembolsos de efectivo a su tarjeta, esto le permitirá utilizar esos premios en algún momento para pagar la tarjeta o comprar otro producto pagando menos. Siempre esté pendiente ya que algunos vencen.

Este atento con las domiciliaciones: si puede concentre las domiciliaciones en una sola tarjeta, así podrá tener un mejor control para el pago de los servicios, los cuales no se deberían de financiar y estará atento a la facturación mensual para ver cualquier distorsión que se presente.

Controle las fechas de corte y de pago: incluya las fechas en su calendario y use las tarjetas en función de la fecha de corte, para así tener el mayor periodo de financiamiento y por supuestos esté pendiente de la fecha de pago, para beneficiarse del pronto pago y evitar intereses de mora.

No use más tarjetas de las que pueda pagar: no hay un número mágico de tarjetas que deba tener, es recomendable no tener más de 4. Sin embargo esto dependerá de su control y necesidades, lo importante es que se quede con las que mejor límite tenga, mejor tasa de interés ofrezca y se organice en función de las fechas de pago. También debe considerar las cuotas de mantenimiento anual que mientras más tenga, mayor será el gasto por ese concepto.

Fuente: Banca y Negocios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons