martes, 30 de julio de 2013

Siemens, traumático cambio en su cúpula



El director financiero de Siemens, Joe Kaeser, sustituirá en la presidencia del gigante electrónico alemán a Peter Löscher, destituido ante la crisis de resultados e imagen de la compañía, dijeron fuentes internas.

El consejo de vigilancia adelantó en la noche de este sábado (27.07.2013) la destitución de Löscher (der. en la foto) y este domingo "consensuó con amplia mayoría" la designación de Kaeser (izq. en la foto) como nuevo presidente, dijeron fuentes de la compañía en Múnich. El cambio se formalizará el miércoles en la sesión regular del gremio, en lo que algunos medios alemanes han comparado con un "golpe de Estado".

La destitución de Löscher se daba casi por hecho desde el jueves, cuando el austriaco de 55 años rebajó las expectativas de beneficios del grupo por segunda vez en tres meses y admitió que no cumpliría el objetivo de obtener un margen de beneficio del 12 por ciento para el año fiscal 2014. La noticia golpeó las acciones de Siemens y se sumó a una serie de crisis en la gestión de Löscher, incluido el retraso en la entrega de trenes de alta velocidad a la empresa de los ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn, problemas en la construcción de un paque eólico en el mar del Norte y un controvertido programa de ahorro con miles de despidos.

"Siemens y Alemania son sorprendentemente similares"

Löscher llegó al cargo en 2007 con la empresa envuelta en un escándalo de corrupción por el presunto pago de sobornos millonarios para ganar contratos en el extranjero, entre otros al gobierno argentino durante la presidencia de Carlos Menem (1989-1999) para un contrato de digitalización de documentos de identidad. Con un estilo sereno y una imagen profesional, el directivo logró poner orden en la empresa y transformar el grupo. Pero al mismo tiempo no pudo lidiar con la crisis de coyuntura global, el enfriamiento de potencias emergentes como China o golpes a la imagen de la empresa por las entregas retrasadas

Ahora tengo viento en contra, pero nunca fue mi estilo darme por vencido o recoger las velas rápido", había asegurado este viernes. Un día después se anunciaba su destitución. Hace sólo dos años, Löscher había prolongado su contrato cinco años hasta 2017.

Siemens es uno de los grandes símbolos del poderío industrial alemán. El grupo fabrica una gran diversidad de productos electrónicos, que van desde trenes a turbinas eólicas y aparatos médicos. Muchos consideran que su crisis directiva debe servir para rejuvenecer y actualizar su modelo de negocio. "Siemens y Alemania son sorprendentemente similares: ambas están consideradas grandes, a veces arrogantes, siempre un poco aburridas, pero también poderosas. Y sobre todo: ambas buscan desde hace un tiempo su papel, su camino, su identidad", comentó el semanario Der Spiegel




Fuente: dw-de

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons