viernes, 2 de agosto de 2013

“De ganar 2 pesos, hoy tengo 50 sucursales”



México • En 1948 comenzó a ganar dos pesos diarios como ayudante en una de las primeras ópticas de la Ciudad de México. Hoy, en este 2013, don Jorge Salcedo Ortega es dueño de una de las franquicias más importantes del país, las York.

Han sido más de 65 años de trabajo ininterrumpido y a sus 80 años de edad don Jorge disfruta de las mieles de su constancia, de su ir y venir por Centro y Sudamérica, por el viejo continente, donde le han otorgado reconocimientos por su trayectoria, además de que ha capacitado a optometristas.

Don Jorge recuerda que nombró Ópticas York a su cadena comercial en agradecimiento a un grupo de empresarios estadunidenses, ya que “fueron ellos los que me levantaron del suelo”.

Eso sucedió un buen día, cuando don Jorge atendía a varios clientes en la Óptica Panamericana, en Bolívar 20, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

“De ganar dos pesos diarios, es decir, 60 mensuales, los gringos me ofrecieron ganar 6 mil mensuales, que en ese entonces eran como 60 mil de ahora. Desde el primer día que entré al negocio me di cuenta de que era bonito y que se podía hacer dinero. Mi papá era taxista y, con trabajos, le daba diez pesos diarios a mi mamá.”

Por eso, cuando don Jorge creyó que había llegado el momento de comenzar su propio negocio, así se lo hizo saber a los empresarios estadunidenses que habían contratado sus servicios, hasta que llegó el día en que a lo largo y ancho de México logró abrir 100 sucursales de Ópticas York.

La estrategia la inició en avenida Insurgentes 444, donde inauguró su primera sucursal. De ahí, se fue al norte del país para inaugurar la segunda, en Matamoros, Tamaulipas; le siguió Nuevo Laredo; Reynosa y Piedras Negras, hasta abarcar Veracruz, Pachuca, Puebla y Cuernavaca.

“Actualmente tengo 50 tiendas, bajé a la mitad, pues sé muy bien el ramo y el problema es la gente que hay que capacitar y muchas veces no entienden, no son conscientes ni responsables, por eso con menos estoy más tranquilo”, explicó.

Don Jorge dice que actualmente tiene 200 empleadas, principalmente mujeres, porque “son más responsables, disciplinadas e inteligentes, además de que se preocupan más por su imagen y por atender a la gente”.

Destacó: “En mis ópticas trabajan muchas mujeres bonitas, algunas medio regulares y otras medio feítas, pero a todas les brindo la mano, porque todas son muy trabajadoras y bueno, también tengo algunos hombres. Lo que me interesa es que sean inteligentes y sensibles a las necesidades de los clientes y con ello sepan vender nuestros productos, porque de ello se mantiene la empresa”.

A don Jorge se le ve jovial, sano, fuerte. Él considera que ello se debe a que fue charro, futbolista y ciclista de fondo, aunque la clave es “que nunca he dejado de trabajar y para mí eso es lo maravilloso, trabajar para tener mis cosas, como una lancha rápida en Acapulco o para comprarme mis caballos”.

Así, don Jorge va y viene. En el ramo de la oftalmología se le conoce como Dr. York, que el 21 de julio cumplió 80 años. “No me dejan de festejar, que una comida, que una cena, que un desayuno… soy un hombre feliz, feliz, feliz

Fuente: milenio.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons