jueves, 16 de enero de 2014

Los jefes pueden usar las redes sociales para discriminar a los candidatos a un empleo



Muchas empresas suelen buscar en línea a quienes se postulan para un empleo, como parte del proceso de contratación. Un estudio sugiere que también podrían usar lo que encuentran para discriminar.

El estudio, un experimento de la Universidad Carnegie Mellon que involucró currículos y perfiles de medios sociales inventados, descubrió que entre 10% y un tercio de las firmas de Estados Unidos investigaron en redes sociales en busca de información sobre postulantes a un puesto de trabajo al comienzo del proceso de contratación. En esos casos, candidatos cuyos perfiles públicos de Facebook FB -0.71% indicaban que eran musulmanes tenían menos posibilidades de que los llamaran para una entrevista que postulantes cristianos. La diferencia fue particularmente marcada en las partes del país donde más personas se identifican como conservadoras. En esos lugares, los postulantes cristianos recibieron una segunda llamada 17% de las veces, frente a alrededor de 2% en el caso de los musulmanes

El mismo experimento, realizado entre febrero y julio del año anterior, descubrió que revelar en línea la sexualidad de los candidatos laborales no tenía un impacto detectable sobre el interés inicial de los empleadores.

La investigación es el ejemplo más reciente de la forma en que los rastros digitales de la gente pueden tener efectos inesperados y de largo alcance, en particular en el mercado laboral.

"Revelamos mucha información sobre nosotros en línea, a veces de formas que ni siquiera percibimos", afirmó Alessandro Acquisti, profesor de tecnología de la información y políticas públicas de Carnegie Mellon y uno de los autores del estudio. Aún si la gente no habla explícitamente sobre información sensible en línea ni publica fotos embarazosas, los empleadores pueden ser influenciados por otras pistas, indicaron los investigadores.

Citas de un texto religioso podrían indicar las creencias de una persona, por ejemplo, mientras mencionar una lista de regalos para bebé podría sugerir que una mujer está embarazada o tiene hijos.

La discriminación en esta parte del proceso de contratación podría ser consciente o inconsciente, es decir que el empleador podría ser influenciado sin darse cuenta, afirmó Christina Fong, una investigadora de Carnegie Mellon que también trabajó en el experimento. Incluso antes de la era de las redes sociales, estudios mostraron que los empleadores discriminan en base a señales sutiles, como si un nombre en un currículum podría pertenecer a un afro-estadounidense.

Más de un tercio de los empleadores en EE.UU. dicen que consultan sitios de redes sociales durante el proceso de contratación al menos en algún momento, según una encuesta entre casi 1.000 trabajadores de recursos humanos divulgada este año por EmployeeScreenIQ, una firma de consulta de antecedentes. Pero sólo 7% afirmó que siempre miran esos sitios.

La mayoría de empleadores dicen que usan las redes sociales para encontrar evidencia de comportamientos poco profesionales, como quejas respecto a sus antiguos empleadores o alusiones al uso de drogas. Muchos consultores laborales aconsejan a los candidatos que no compartan esos detalles problemáticos en las redes sociales.

Los investigadores de Carnegie Mellon enviaron más de 4.000 hojas de vida falsas a firmas privadas con más de 15 empleados en Estados Unidos y que tenían puestos abiertos. Los empleos eran en cargos técnicos, gerenciales y de análisis que requerían varios años de experiencia o un título de posgrado.

Facebook se abstuvo de hacer comentarios respecto a la investigación. En su sitio de ayuda a los usuarios, la empresa dice que aquellos que desean limitar lo que potenciales empleadores pueden hallar sobre ellos deben proteger la privacidad de sus fotos, videos y actualizaciones de estatus al elegir el compartir la información únicamente con sus amigos.

Acquisti dijo que el estudio no es una acusación contra Facebook, sino un ejemplo de las consecuencias no previstas de compartir información en línea.

El estudio sólo usó información que los empleadores podían acceder públicamente. Los investigadores dijeron que se aseguraron de que los niveles de privacidad de los perfiles estuvieran en el nivel promedio de los usuarios de Facebook para que los solicitantes no revelaran una cantidad de datos inusualmente grande sobre sí mismos.

Expertos laborales dijeron que los resultados muestran que los negocios deberían ser más cuidadosos a la hora de permitir que la gente que toma las decisiones de contratación investigue a los candidatos en línea.

"Aconsejo a los empleadores que no es una buena idea usar las redes sociales como herramienta de selección", dijo James McDonald, socio de Fisher & Phillips LLP, un bufete que se especializa en ley laboral. "Necesita controlar la información que recibe para que usted sólo reciba la información que legalmente pueda considerar


Fuente: WSJ

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons