miércoles, 29 de enero de 2014

Reposicionamiento del Departamento de Recursos Humanos



URUGUAY. Culminando el año 2013 hablar de globalización, cambio continuo y velocidad del cambio es moneda común, pero particularmente necesaria cuando de organizaciones se trata.

En el caso de Uruguay, los fuertes cambios vividos en los últimos años son el punto de partida de las transformaciones que se están dando en las organizaciones. Tienen su base fundamental en la necesidad de subsistencia y competitividad, y en las ramificaciones en las nuevas tecnologías, las grandes inversiones extranjeras y un know-how cada vez más especializado, así como en la necesidad de mejora de la productividad y mejores acuerdos en los consejos de salarios, entre muchas otras.

Estas transformaciones han revalorizado a las personas como el mayor capital de la organización, redefiniendo los procesos y políticas de Capital Humano y poniendo al área de Recursos Humanos en un nuevo sitial, un nuevo camino, obligándola a determinar el valor que agregará a la organización y la forma en que lo hará.

Este nuevo camino recorre los pasos que se han dado en el mundo en las últimas décadas, redefiniendo por completo las funciones y roles del departamento de RRHH y acercándolo cada vez más a la toma de decisiones estratégica, convirtiendo las “Oficinas de Personal” en áreas de “Desarrollo de Personas”.

El departamento de RRHH se convierte así en un actor clave, incorporando nuevas estrategias y nuevas funciones en la planificación estratégica de la dotación, selección de personas, planes de carrera, relaciones laborales, gestión del desempeño, planes de desarrollo y gestión de la desvinculación.

El cambio no implica dejar de lado las tareas operativas que se realizan, sino ser eficientes en ellas, y enmarcarlas dentro de aquellos procesos de mayor contacto con el negocio y la estrategia. Las tareas de liquidación de haberes y administración pasan a ser parte de la gestión integral del proceso de retención de talentos, remuneraciones y compensaciones, que deben estar necesariamente alineados con los procesos clave de gestión del desempeño y desarrollo de carrera.

¿Cómo llevar adelante este cambio?

Para llevar adelante esta transformación no existen recetas únicas ni se logra de un día para el otro. El reposicionamiento del departamento de RRHH exige trabajo y adecuación a cada organización.

Se requiere el trabajo conjunto y continuo de RRHH y la alta administración en el marco de la planificación estratégica de la organización: redefini¬ción de la Misión del departamento de acuerdo al valor que se quiere generar, alineación con la estrategia general, planteamiento de objetivos de alto nivel y estructuración del modelo de madurez final y el intermedio deseado que sirva como guía en la implementación.

Algunos pasos necesarios para lograrlo incluyen: diagnóstico del área de RRHH, diseño de los procesos de Capital Humano, diseño del modelo de servicios del departamento y establecimiento de un plan de implementación con foco en la efectividad y sustentabilidad del diseño. A su vez, los procesos se gestionarán mediante el seguimiento de sus indicadores clave, que deben ser definidos en el diseño y reevaluados periódicamente.

Lograr mejores resultados en una organización depende de su capacidad de brindarle el mayor valor posible, y es por esto que la transformación del área de RRHH es necesaria y posible

Fuente: elobservador.com.uy

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons