lunes, 17 de febrero de 2014

¿Qué es mejor ser, una persona Frugal o que le guste lo barato?



El mismo se refiere a adoptar un estilo de vida en el cual la adquisición de bienes y servicios se fundamenta en realizarlo de una manera eficiente con la intención de obtener el mayor beneficio con el dinero gastado o invertido.

Existen otras personas que no son frugales, sino más bien tienden a dar una mayor atención al costo económico del bien o servicio que piensan adquirir, lo que no necesariamente signifique que es eficiente, porque probablemente se pueda estar comprando algo que no haga falta, la decisión de compra se basa en la “oportunidad” de adquirirlo a bajo precio.

A continuación presentamos algunas características de cada tipo de persona, de tal manera que pueda identificar que es mejor ser, frugal o el gusto por lo barato:

Frugal:

· Suprimen gratificaciones instantáneas,

· Buscan la eficiencia económica,

· Se enfocan en el valor de lo que piensan obtener,

· Orientado a obtener el precio más bajo en las cosas que realmente necesitan,

· Saben cuánto puede gastar en cada momento (presupuesto),

· Saben manejar bien el dinero que tienen,

· Tienen una planificación de largo plazo.

Gusto por lo barato:

· Orientado a obtener el precio más bajo en todo (así no lo necesiten),

· Pueden llegar a ser desconsiderado al momento de realizar pagos en conjunto (por cancelar menos de lo que corresponde),

· No siempre son honestos sobre la cantidad que gastan, para no ser criticados,

· Tratan de obtener bienes gratis,

· No tienen una planificación de largo plazo.

Cualquiera de las dos personalidades tiene sus pros y sus contras, lo importante es identificar aquellos puntos que sean susceptibles de mejoras para el beneficio de las finanzas personales.

La idea es incorporar hábitos al estilo de vida que contribuyan a mejorar la calidad de la misma en el futuro, como por ejemplo: identificar aquellas actividades o bienes que gusten en las que se piensa invertir o gastar el dinero, evitar el gasto innecesario en productos que no hacen falta, gastar menos de lo que se gana, planificar y ordenar las finanzas personales.

Estas decisiones no son fáciles hoy en día, principalmente por el permanente estimulo al consumo existente por parte de todos los actores del mercado, la alta inflación que incita al consumo anticipado, sin embargo, hay que tener presente que cada persona es la única responsable del bienestar financiero personal y familiar.

Con información de Raymond Duarte Sandoval, especial para Banca y Negocios

Fuente: bancaynegocios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons