martes, 22 de julio de 2014

El impulso del ingenio



SANTO DOMINGO. Hace 22 años comenzó con el manejo de una finca azucarera. Hoy triunfa en el campo energético y de la automoción.

Por Elena Crespo

Siendo un adolescente imberbe pero ávido en conocimiento, Juan Tomás Díaz Infante incursionó en el mundo empresarial a través del manejo de las operaciones de una finca azucarera de propiedad familiar. “A la edad de 14 años empecé a trabajar en una finca azucarera de mi abuela y duré aproximadamente cuatro o cinco años laborando allí. Desde La Victoria llevábamos al ingenio San Luis la caña y se la vendíamos al Gobierno”.

El desplome financiero del sector motivó la transformación del negocio que pasó a dedicarse a la crianza de ganado. A partir de ahí, Juan Tomás abanderó la puesta en marcha de diferentes proyectos empresariales. “Trabajé en la siembra de productos agrícolas, vendí carne, urbanicé terrenos y he vendido desde celulares y carros hasta equipos agrícolas”.
Una constante evolución y crecimiento que le ha llevado a este profesional de la abogacía, pero empresario de vocación a multiplicar sus negocios. “Después de la venta de carros he seguido, seguido y seguido. Estoy inmiscuido en las operaciones de trece tipos de negocios. Soy propietario de todos pero tengo diferentes socios en algunos.

Sobre todo, están dirigidos a la venta de lubricantes, vehículos, combustible, transporte de combustible y transporte de carga”.

“me he visto en la necesidad de aprender sobre la marcha para poder alcanzar mis metas

Juan Tomás Díaz es el representante de las motocicletas United Motors América en el país.

El también representante de Petro Canadá en el país asegura que su devoción por los negocios no se debe a una herencia familiar. “Dicen que los hijos se parecen a los padres. En mi caso no es así. Mi papá era un bohemio, un artista y estaba muy alejado de este tipo de inquietudes”.

Su más reciente proyecto Caribean Turf le ha dado la oportunidad de trabajar con dos marcas líderes mundiales: Club Car, una empresa dirigida al mercado del golf y Sithl una empresa de maquinarias orientadas al mercado forestal, jardinería, bricolaje y agrícola. “Es un proyecto que le estoy poniendo muchas ganas, pues mi compromiso es posicionarlas como número uno, como los son en otros países”.

El mayor obstáculo ha sido su inexperiencia para afrontar algunas decisiones. “Tengo a mi tío y a mi suegro pero no tengo consejero ni nada por escrito. Muchas veces aprendo a base de golpes.

Me he visto con la necesidad de aprender sobre la marcha e ir afinando poco a poco hasta lograr las metas propuestas”.

Unas metas que a sus 36 años no tienen límite. “Mi mayor éxito es que a base de mi esfuerzo, trabajo y perseverancia he llegado hasta donde he llegado. Yo voy buscando cada vez cosas más grandes y así voy caminando.

Voy a incursionar en el mueble de exteriores y voy a inaugurar tres nuevos negocios en el área de Punta Cana”. Padre de tres niños, para Juan Tomás no es difícil combinar el trabajo con la familia. “Todos los días trabajo mucho pero le dedico mucho a mis tres hijos. 
Comparten conmigo el trabajo por las tardes e intento pasar con ellos el máximo tiempo posible.


Mi más preciado tesoro es mi familia”




Fuente: revistamercado.do

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons