viernes, 29 de agosto de 2014

“El comercio electrónico será una bendición para la industria”: Hollander Berger. Entrevista realizada en 2001



El presidente de ACCCSA habló, en entrevista para Conversión, sobre la industria, los mercados, internet y las tendencias más importantes en corrugados.

A este ingeniero mecánico caraqueño, quien hoy ocupa la presidencia de ACCCSA, el destino, pero fundamentalmente su amor y mística por la industria corrugadora lo llevaron a vivir en Santo Domingo, República Dominicana. Allí, desde hace 3 años lidera en Industria Cartonera Dominicana. De Santo Domingo no duda en responder cómo —lo que más le gusta— es la hospitalidad de sus gentes.

Naturalmente su visión, entusiasmo, esfuerzo y capacidades, además de 34 años de experiencia en la industria corrugadora, incluida su trayectoria en molinos productores de papel para cajas corrugadas, lo hacen perfecto merecedor de la dignidad que representa al frente de ACCCSA.

Es padre de una familia en la que la pasión por la lectura y por la ingeniería se lleva en los genes y en la sangre. De hecho su hijo mayor, Ricardo, es un ingeniero mecánico quien hoy se desempeña como jefe de equipo en Procter and Gamble (Venezuela), y Roberto es ingeniero químico, y trabaja en investigación y desarrollo para Procter and Gamble Interamericana.

Rodolfo Hollander obtuvo su grado de ingeniero mecánico en la Case Western Reserve University, y posee estudios avanzados de Gerencia en IESA, Venezuela, conjuntamente con la University of Georgia. Su recorrido por la industria corrugadora abarca Smurfit, y sus antecesora Container Corporation of America. Ha trabajado para Papelera Aragua y ahora para Cartonera Dominicana, pero siempre como persona de confianza del Grupo Smurfit.

Conversión: ¿Cuál es su más importante logro o satisfacción durante su trayectoria profesional y/o personal?

R.H: El que se me haya encargado de tres empresas que estaban prácticamente en quiebra y las he saneado. Estos trabajos se pudieron hacer sin muchos cambios de personal ni traumatismos para los empleados. El mayor esfuerzo fue hecho a través del establecimiento de un nuevo estilo gerencial y de adiestramiento.

Conversión: ¿Cuáles son sus expectativas frente a la industria corrugadora tanto mundial como latinoamericana y del Caribe en esta década?

R.H.: La industria —que es madura— se enfrenta a nuevas oportunidades. El desarrollo del comercio electrónico será una bendición para la industria. Igualmente, el desarrollo de los hipermercados en América Latina cambiará el tipo de empaque corrugado por uno con mayor dedicación a la venta, es decir con gráficos que induzcan a la compra. Por otro lado, las ventas de cajas para exportar frutas y vegetales se verán ayudadas por los desarrollos que se están haciendo en los países desarrollados con cajas genéricas, cuyo diseño y tamaño estándar proporcionan un mejor uso del espacio en los anaqueles de los minoristas. Aunque no debemos desestimar la entrada en nuestro mercado de otro tipo de empaques, sobre todo del empaque plástico

¿Cómo son sus expectativas de crecimiento de la industria corrugadora en este año 2001?
R. H.: La industria corrugadora mundial 3.1 %, y la de América Latina (excluyendo México) 4.5 %.

¿Cuáles son las tendencias del mercado que están influenciando con mayor fuerza a la industria corrugadora hoy?

R.H.:La tendencia hacia ventas en hipermercados, las ventas por internet, los empaques alternativos, la estandarización, la conciencia ecológica y las entregas "justo a tiempo".

¿Qué influencia ejercerá internet en el mercado corrugado?

R.H. Muy grandes, pues la caja corrugada es el mejor medio para transportar los pedidos del distribuidor al cliente. Además podría servir de medio "publicitario", tanto para la empresa que mercadea por internet, como para empresas que quieren hacer conocer sus productos al consumidor.

¿Cómo pueden preparase los corrugadores de la región latinoamericana y del Caribe frente al enfriamiento de la economía estadounidense y los efectos económicos que ello representa para nuestras economías?

R.H. Las altas y bajas en la demanda de nuestros productos no es nada nuevo. Y es poco lo que la industria puede hacer a corto plazo para romper la dependencia absoluta que tiene la industria de los destinos de nuestros clientes.

¿Cuál es la importancia y el potencial que los procesos de integración comercial de los distintos países tienen para la industria corrugadora latinoamericana y del Caribe hoy?

R.H. En la medida que la producción de bienes se concentra en los sitios que tienen mayor eficiencia aumentará la distancia a que viajarán estos productos. La caja corrugada, que es el mejor medio de protección, se adaptará a nuevas necesidades de protección de los productos, que ahora viajarán en otros medios de transporte y a distancias más largas.

¿El sector corrugador latinoamericano y del Caribe cuenta con las características de competitividad que nuestro mundo cada vez más globalizado exige?

R.H. La industria de corrugado del Caribe, Centro y Suramérica está razonablemente bien equipada. La historia nos indica que está dispuesta a invertir rápidamente cuando el mercado lo requiere. Nuestros proveedores, que acuden masivamente a las convenciones y exposiciones de ACCCSA, son una prueba de que la industria en nuestra región invierte cada vez que las circunstancias de nuestros clientes lo exigen. Por tanto, estoy seguro de que —para el momento en que las circunstancias así lo exijan— nuestras plantas estarán equipadas con el personal y las maquinarias para afrontar el reto.

De todos los países latinoamericanos y del Caribe ¿cuál es el país o países que dentro del sector corrugador —por su recurso humano, proyección, capacidad instalada, y/o entorno económico— es o son los que más prometen en términos de progreso y crecimiento?

R.H. Brasil. Tanto su territorio y población, como su capacidad económica, lo convierten en un gigante de la industria. Por otro lado México, que no forma parte de ACCCSA propiamente dicha, pero por lazos culturales está estrechamente ligado a ACCCSA, tiene una industria corrugadora a la par de su vecino norteño, Estados Unidos. NAFTA ha hecho que gran volumen de sus productos sean exportados a ese mercado, el cual le exige la misma calidad en sus productos y empaques que a sus propios industriales.

¿Es ACCCSA la feria más importante en el sector corrugador latinoamericano?

R.H. Definitivamente lo es. Creemos que lo logramos por la gran acogida que tiene entre los proveedores de la industria, quienes nos han patrocinado con gran constancia. Igualmente tenemos un gran grupo de corrugadores que asisten regularmente a nuestros eventos. Durante 21 años se han celebrado ininterrumpidamente las convenciones y nos esforzamos cada día más para que sean mejores.

¿Qué argumentos debemos utilizar para explicarle a un proveedor europeo o norteamericano de maquinaria la importancia de asistir a ExpoACCCSA?

R.H. El mejor argumento es que en una semana tienen oportunidad de contactar a representantes de cerca de setenta corrugadoras. De allí escogen aquellas que claramente están interesadas en el producto que venden para hacer las visitas subsiguientes. En la exposición tienen un stand donde exhiben, si no sus productos, al menos fotos y videos y acompañan al vendedor con los técnicos de sus productos y servicios. Visitar a cada uno de los potenciales clientes les costaría varias veces el monto de asistir a ExpoACCCSA.
¿Qué número de visitantes y expositores espera tener ExpoACCCSA este año 2001?

R.H. Esperamos romper el récord de 560 de Costa Rica. Adicionalmente, este año se podrá visitar la exposición y conferencia con pases de un solo día, lo que permitirá a empleados de las corrugadoras situadas en Ciudad de México visitar la exposición sin tener que apartarse de su sitio de trabajo por más de un día. Esperamos, al menos, 100 visitantes por este medio.

¿Cuál es la tecnología de punta más importante que está influyendo y apoyando el trabajo de los corrugadores hoy?

R.H. Para nosotros, en los países menos grandes, las tecnologías más importantes son las que tienen que ver con el área gráfica. Y en los países de gran volumen, lo son las máquinas de alta producción. Sin embargo, durante ExpoACCCSA 2001, vamos a dedicar gran parte de las conferencias a tecnologías blandas. Por ejemplo: ¿Cómo se integra el empaque a la cadena de comercialización? ¿Son nuestros métodos de venta y administración los adecuados para el siglo 21? ¿Cómo optimizar los procesos administrativos y de relación con los clientes utilizando las computadoras e internet?

¿Cuál ha sido hasta hoy el reto más importante que ha enfrentado como Presidente de ACCCSA?

R.H. Darle más valor por su membresía a los corrugadores. Por esto estamos incursionando en el área de entrenamiento. Queremos que ACCCSA sea mucho más que las convenciones y ExpoACCCSA

¿Cómo ha sido su experiencia en Cartonera Dominicana S. A.? ¿Qué ha sido lo más satisfactorio que ha logrado durante esta experiencia?R.H. Lo más satisfactorio ha sido encontrarme con un personal excelente y muy motivado. El trato recibido me compromete con todos mis compañeros de trabajo

¿Qué ventajas y desventajas observa en el perfil del corrugador latinoamericano frente al de los corrugadores norteamericanos o europeos?

R.H. Considero que los latinoamericanos somos más flexibles que los corrugadores de los países desarrollados. Las dificultades que se nos presentan nos obligan a encontrar soluciones a problemas que los europeos o norteamericanos ni sueñan. Por ejemplo, si se nos rompe una pieza importante, el europeo o norteamericano lo recibe el próximo día. Para uno de nosotros, la pieza llega el día siguiente a Miami, pero entre papeleo, aduana, demora de avión, etcétera, se tarda otra semana en llegar a planta, y no podemos parar la producción por falta de esa pieza, ahí entra a jugar un papel fundamental nuestro ingenio

Fuente: elempaque.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons