martes, 9 de septiembre de 2014

Emprendedores chinos abren una era de innovación



BEIJING—Uno sueña con fabricar básculas de baño que ofrezcan consejos para estar en forma. Otro espera vender dispositivos que monitoreen y analicen el bateo de jugadores de equipos de las Grandes Ligas de Béisbol. Un tercero quiere hacer pulseras para rastrear a niños perdidos.

En laboratorios y startups en toda China, personas con aptitudes técnicas y grandes sueños están impulsando lo que muchos consideran una nueva ola de innovación. Este grupo ve los aparatos inteligentes —tanto los que se pueden usar como una prenda de vestir como otros dispositivos que se conectan a Internet o interactúan con los usuarios— como una oportunidad de crear un producto diseñado por chinos para un público global.

Para lograr su objetivo, están apelando a la enorme cadena de suministro de electrónicos de China, que fabrica productos de creciente sofisticación que van desde el iPad hasta la Xbox. La cercanía a esta cadena de suministro les permite a los inventores modificar sus proyectos preferidos en la misma fábrica, lo cual les otorga mayor control sobre el producto final.

"China será uno de los centros más avanzados de investigación y desarrollo para la nueva convergencia entre el hardware y el software, ya que es la fábrica del mundo", expresa Annabelle Long, directora de capital de riesgo de Bertelsmann Group.

El fondo de Bertelsmann ha invertido en una firma llamada Zepp Labs, que produce un sensor de movimiento que se puede atar al extremo de un bate de béisbol. La empresa fue formada por Robin Han, un estudiante en el programa doctoral de Microsoft Corp.MSFT +0.22% en China, quien trabajaba con sensores para controles de videojuegos pero vio el potencial de usarlos para los deportes en la vida real. El sensor de Zepp captura datos como velocidad y arco de bateo para ayudar a entrenadores y jugadores de béisbol a ajustar sus técnicas con precisión. Los sensores también se pueden usar para tenis y golf.

La compañía, que tiene oficinas en China y en Silicon Valley, indicó que tiene alrededor de 150.000 usuarios activos y está haciendo gestiones para desarrollar una marca en Estados Unidos. En 2013, Zepp informó que recaudó US$20 millones, y actualmente tiene equipos de más de 20 empleados tanto en China como en EE.UU.

En China, la compañía tiene "un grupo en el terreno para desarrollar y fabricar sus productos", apunta Jason Fass, presidente ejecutivo de Zepp y ex gerente de productos de Apple Inc. AAPL -0.14% "Contar con esa cobertura ha sido enormemente útil".

Desde hace tiempo, China ha buscado la innovación como una forma de desarrollar una economía más sofisticada y deshacerse de su reputación de tener éxito sólo a base de imitaciones. Sin embargo, la nueva ola de fabricantes de aparatos está atrayendo a inversionistas locales y extranjeros, interesados en el éxito de startups chinas como los numerosos desarrolladores de aplicaciones móviles y el fabricante de smartphonesXiaomi Inc

Apuesta al desarrollo

China está haciendo grandes apuestas a la innovación como una forma de ayudar a su economía a desarrollarse más allá de su tradicional dependencia de fábricas, exportaciones y gasto público. En una reunión con legisladores en marzo, los principales funcionarios de planificación económica de China pidieron el desarrollo de una nueva generación de dispositivos inteligentes como parte de una campaña más amplia para promover la tecnología de punta. China ha hecho un esfuerzo para respaldar ese proceso, como la promesa de gastar 120.000 millones de yuanes (casi US$20.000 millones) a lo largo de un período no especificado para desarrollar su incipiente industria de semiconductores.

Algunas empresas chinas ya están demostrando una mayor capacidad para competir en segmentos relativamente nuevos como el de los smartphones. Lenovo Group Inc.0992.HK +2.44% y Xiaomi están produciendo teléfonos con elementos y precios competitivos, y están ingresando a mercados extranjeros. Algunos analistas prevén que fabricantes líderes de smartphones como Apple y Samsung Electronics Co.005930.SE -0.74% comiencen a perder cuota de mercado a nivel mundial ante empresas chinas como Xiaomi y Lenovo.

En contraste, Lenovo lanzó su primera computadora personal en 1990 pero no se convirtió en un competidor internacional hasta que compró el negocio de PC deInternational Business Machines Corp. IBM -0.08% 15 años más tarde.

Jason Krikorian, un inversionista en la firma de capital de riesgo DCM y cofundador de Sling Media, señala que el conocimiento sobre producción y la creciente calidad de la manufactura en China están impulsando la innovación allí.

Zach Smith, cofundador de una empresa de impresoras 3-D que Stratasys Inc.SSYS -1.24% compró el año pasado por US$403 millones, se trasladó a Shenzhen, en el sur de China, en 2012 para estar más cerca de grandes fabricantes como Foxconn Technology Co. 2354.TW +1.21% , ensambladora de productos de Apple.

Las empresas chinas fuera del mundo del hardware también están explorando esta ciudad. La compañía de búsquedas web y antivirus Qihoo 360 Technology Co.QIHU -4.36% ha lanzado un reloj inteligente para niños, diseñado para rastrear sus movimientos y así enfrentar el persistente problema de secuestros de menores en China. Los relojes coloridos también permiten a los padres comunicarse con sus hijos y monitorear el tiempo que pasan en distintas ubicaciones.

De todos modos, el éxito no siempre está garantizado. China sigue batallando con una piratería desenfrenada, que puede ser un gran desafío para una empresa nueva preocupada por perder sus ideas.

"Es un gran mercado, ¿pero cómo funcionará la implementación?", pregunta Wallen Mphepö, un emprendedor que originalmente eligió Beijing como el lugar para trabajar en un proyecto: pantallas que se ponen sobre el cuerpo y que permiten que la ropa y los zapatos cambien de color con sólo tocar una aplicación en un smartphone. Este año trasladó su trabajo de investigación y desarrollo a Lituania para tranquilizar a potenciales inversionistas de capital de riesgo, preocupados por el robo de ideas, además de motivos tributarios.

Analistas de la industria apuntan que China sigue batallando para cultivar emprendedores. Puede ser difícil encontrar capital en un país donde los mayores bancos tienden a favorecer a las grandes empresas estatales, señalan. Además, la cultura empresarial china normalmente no está abierta a nuevas ideas.

Algunos intentan cambiar eso. Foxconn ha establecido una nueva plataforma llamada Kick2real para proveer apoyo a emprendedores que buscan crear dispositivos que se usan como prendas de vestir y accesorios móviles. El sitio proporciona opiniones de expertos sobre ideas para nuevos productos de hardware antes de que Foxconn seleccione los proyectos que ayudará a fabricar

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons