viernes, 6 de marzo de 2015

25 años después, los afroamericanos e hispanos de EE.UU. siguen siendo más pobres que el resto



Hace 25 años, había una brecha muy evidente en Estados Unidos entre los negros y los hispanos por un lado y los blancos por el otro. Poco ha cambiado, según un nuevo informe.

Las familias compuestas por caucásicos siguen teniendo el doble de probabilidades que las de hispanos y negros de poseer un patrimonio —activos menos pasivos— por encima de la media estadounidense, según un informe de los economistas William Emmons, Bryan Noeth y Ray Boshara en el Banco de la Reserva Federal de St. Louis. El estudio analizó datos entre 1989 y 2013 tomados del Sondeo de Finanzas del Consumidor del banco central estadounidense.

Los investigadores hallaron que los niveles de riqueza media de las familias hispanas y negras son cerca de 90% más

bajos que los de las familias blancas. Los niveles de ingreso familiar medio de los dos grupos históricamente en desventaja son 40% más bajos, indicó la Fed de St. Louis.

En 1989, el patrimonio medio de una familia blanca era de US$130.102. En 2013 era de US$134.008, luego de ajustarlo por inflación. Para una familia asiática, las dos cifras fueron US$64.165 y US$91.440. Para una familia hispana fueron US$9.229 y US$13.900. Para una familia negra, US$7.736 y US$11.184.

Los investigadores de la Fed de St. Louis dijeron que no hay diferencias en los niveles de edad o educación que expliquen las disparidades raciales y étnicas en el patrimonio; estas persisten si se mira a afroamericanos, hispanos y blancos de mayor edad y con mayor nivel de educación.

Dicho de forma más simple, las brechas en el ingreso y patrimonio medio entre afroamericanos e hispanos y blancos siguen siendo amplias y no han cambiado mucho en 25 años.

Las conclusiones son las más recientes que muestran que aunque la economía estadounidense está finalmente tomando impulso seis años después de la Gran Recesión, muchos negros e hispanos, y de hecho muchos en la clase media del país, están quedando rezagados.

A fines del año pasado, un estudio del Pew Research Center también resaltó el hecho de que si bien los niveles de riqueza general de EE.UU. estaban batiendo récords, esto ocultaba las persistentes diferencias raciales y étnicas.

La falta de mejoras entre los afroamericanos y los hispanos es más sorprendente cuando se compara con la trayectoria de las familias asiáticas.

Ellos, también, tienen el doble de probabilidades que las familias hispanas y negras de tener un patrimonio por encima del promedio.

Sin embargo, además de eso, las brechas entre los asiáticos y los blancos estadounidenses se están reduciendo. La riqueza media de los asiáticos podría incluso superar pronto la de los blancos, gracias en parte al alza de los niveles de educación de los jóvenes de ese grupo étnico. (El ingreso medio de los asiáticos ya ha superado el de los caucásicos.)

Al igual que los blancos estadounidenses, las familias asiáticas tienen unos balances que son mucho más altos que los de las familias hispanas y negras, lo que las ayuda a amortiguar emergencias financieras que pueden llevar a una cesación de pagos de deudas o a obtener préstamos más costosos. Los blancos y los asiáticos, señaló la Fed de St. Louis, también son más propensos a poseer inversiones en acciones y bonos, viviendas y vehículos

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons