martes, 3 de marzo de 2015

El teléfono de Xiaomi que le gana a Samsung y Apple, pero sólo se vende en China



Hay un nuevo teléfono chino que invalida el mito de que un smartphone debe costar una fortuna para ser bueno.

Y también la noción de que los estadounidenses siempre son los primeros en obtener los mejores productos.

El nuevo Mi Note de 5,7 pulgadas de Xiaomi, la startup más valiosa del mundo, compite a la par con gigantes como Apple y Samsung. En ciertos puntos, Xiaomi incluso supera a sus rivales: el Mi Note es ligeramente más delgado y ligero que el iPhone 6 Plus de 5,5 pulgadas y el Galaxy Note 4 de 5,7 pulgadas. Y, no es broma, la cámara de Xiaomi lo hará lucir más joven en las “selfies”.

El Mi Note es el mejor teléfono que no se puede comprar en Estados Unidos: solo se vende en China. Xiaomi dice que aún no tiene planes de vender teléfonos en EE.UU. Pero está abriendo una brecha que probablemente traerá teléfonos mejores y más baratos para todos.

Lo verdaderamente impresionante es que este “tabléfono” (mezcla de tableta y teléfono) que funciona con Android cuesta solo US$370, la mitad de los US$750 que uno realmente paga por un iPhone 6 Plus en EE.UU. sin contrato, o a lo largo de dos años con contrato. (En China, el iPhone 6 Plus cuesta US$970

Los precios de Xiaomi son bajos debido en parte a que vende sus teléfonos en línea y gasta poco en marketing tradicional. La empresa ha sido acusada de copiar diseños de sus rivales: Ericsson ha demandado a Xiaomi en India, un caso que Xiaomi está disputando.

Otra startup china también ha descubierto cómo vender un teléfono atractivo por mucho menos dinero, y está disponible en EE.UU. OnePlus vende el One de 5,5 pulgadas al precio alucinante de US$300 sin contrato. Lo puede comprar a través del sitio web OnePlus (aunque, extrañamente, solo los martes).

Utilizar ambos aparatos ha cambiado la forma en que veo los teléfonos baratos. Y no es que Xiaomi y OnePlus no hayan hechos algunos recortes. El Mi Note y el One no tienen funciones agradables como almacenamiento extensible o una batería removible.

Sin embargo, están kilómetros por delante de tantos teléfonos Android —baratos o gratuitos con contratos de servicio— que han alimentado el dominio del sistema operativo de Google. GOOGL +0.66%

Probé el Mi Note y el One en busca de los típicos elementos que uno espera encontrar en un smartphone económico, que me gusta llamar “Los cinco defectos vergonzosos de los teléfonos baratos”:

Lo que uno espera: Una cámara regular.

Lo que recibe: El Mi Note tiene la mejor cámara que he encontrado en un teléfono Android.

Armé una competencia al tomar las mismas fotos con el Mi Note, el iPhone 6 Plus, el One y el Galaxy Note 4. Para mi sorpresa, las fotos del Mi Note obtuvieron el primero lugar casi con la misma frecuencia que el iPhone 6 Plus, el actual campeón de las fotos.

El Mi Note, iPhone 6 Plus y Note 4 todos tienen estabilizador de imagen, que compensa por las manos temblorosas cuando hay poca luz. Aunque las tomas del iPhone de 8 megapíxeles tenían colores más intensos, el Mi Note de 13 megapíxeles a menudo capturó mejores detalles. La cámara del Mi Note tuvo problemas en solo un área: el autofoco.

Hay algunos trucos de cámara característicos del Mi Note, como un modo manual que permite exponer fotos artísticas de noche por hasta 32 segundos.

También está el modo Beautify (“embellecer”), que intenta identificar el sexo y la edad del sujeto y los embellece automáticamente al retocar la uniformidad de la piel y agrandar los ojos. Aunque no lo crea, esto realmente funciona.

Lo que uno espera: Una estructura endeble.

Lo que uno recibe: El impresionantemente delgado Mi Note es una maravilla de vidrio y aluminio, a diferencia de los Samsung hechos de plástico. Las partes frontal y trasera están hechas de vidrio curvo, por eso se siente suave en las manos, pero definitivamente uno debe evitar que se caiga en la acera. (La empresa dice que sobrevive una caída de 1,50 metros en su laboratorio).

El verdadero innovador en el diseño telefónico es OnePlus, que se salió de la pauta de los bloques de vidrio y metal para cubrir la parte trasera de su aparato con un material estilo arenisca. Es más grueso que el iPhone, pero se siente más seguro en mi mano que cualquier otro smartphone grande.

Lo que uno espera: Es más lento que una tortuga.

Lo que uno recibe: Ni él Mi Note ni el One escatiman en caballos de fuerza. Tienen el mismo procesador —de última generación de 2014— y pueden cambiar de una aplicación a otra sin esfuerzo. Son más lentos que el iPhone 6 Plus y el Nexus 6 de Google, pero tendría que estar jugando juegos con muchos gráficos para darse cuenta.

No pude evaluar el desempeño celular del Mi Note. Está diseñado para redes inalámbricas chinas, y yo lo estaba probando en California. El One funciona con T-Mobile y AT&T T -0.66% en EE.UU.

Lo que uno espera: Una batería que se acaba pronto.

Lo que uno recibe: La duración de la batería es un punto en el que el diseño ultra delgado del Mi Note pasa factura, pero solo un poco.

El Mi Note duró una hora menos que las 10 horas que le exprimí al iPhone 6 Plus en mi prueba de resistencia de navegación en la web. El One duró siete horas en la misma prueba. Tanto el Mi Note como el One merecen la calificación de aprobado ya que sobrevivieron un día de uso intenso de aplicaciones.

Lo que uno espera: Un software confuso.

Lo que uno recibe: Incluso muchos teléfonos Android caros tienen este problema. Por eso fue incluso más sorprendente que el software de Xiaomi es la adopción de Android más rápida y clara que he visto, exceptuando las versiones súper limpias del Nexus y los teléfonos más nuevos de Motorola.

El software de Xiaomi es el mejor que he visto para cualquier persona que se pasa a Android de un iPhone. Los elementos más confusos de Android han sido eliminados. Las aplicaciones están todas en la pantalla de inicio, como en el sistema operativo de Apple.

El One utiliza una versión de Android llamada Cyanogen. Me pareció lo suficientemente sencilla para usar, pero está diseñada para gente más interesada en la personalización y el desempeño.

Conclusión: El Galaxy Note 4 de Samsung ha superado a Xiaomi en calidad de pantalla, y elementos adicionales como su bolígrafo. Pero esos no son motivos para pagar US$300 más.

El resto del mundo se está perdiendo no solo de las especificaciones a precios desafiantes de Xiaomi, sino también de algunas buenas ideas sobre el diseño de software. Para convertirse en un competidor global, Xiaomi tendrá que poner punto final al potencial de litigio por presunto robo de propiedad intelectual.

Además hay un reto más fundamental para su producto: el ecosistema de hardware y servicios que hace que los clientes de Apple sean tan leales. Xiaomi los está desarrollando para China, y ya tiene su almacén en la nube y su tienda de aplicaciones, que tuvo 10.000 millones de descargas el año pasado. Operar una empresa global de Internet desde China podría también plantear inquietudes sobre seguridad cibernética

Fuente: Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons