viernes, 6 de marzo de 2015

Jóvenes se buscan “el moro” con talento y creatividad



Moro Studio es un ejemplo de superación y emprendimiento en el mundo del cómic, la ilustración y los videojuegos

Moro es sinónimo de conquista en la península ibérica, es lo máximo en la cultura japonesa y un plato típico que no falta en la mesa de los dominicanos.

Pero en el campo de la ilustración y la publicidad, moro es equivalente a juventud y emprendimiento en la persona de seis talentosos jóvenes egresados de la Facultad de Artes de la Universidad Primada de América, que en sus historietas dan vida a personajes como el patricio Juan Pablo Duarte y a nuevos superhéroes con acento criollo como Canquiña y Mamoña.

Los chicos de Moro Studio, están rompiendo paradigmas en un país donde pocos tomaban en serio a los dibujantes de “muñequitos”, hasta que en el 2009 decidieron fundar la primera empresa de ilustración profesional, a la que varias empresas de renombre nacional e internacional le han confiado sus productos publicitarios, editoriales, cinematográficos y de animación.

Las editoriales Santillana y Susaeta; las publicitarias Pages BBDO, Forcadell FW y Kraneo; instituciones gubernamentales como el Ministerio de Cultura, y producciones cinematográficas locales como “Un lío en dólares” y “El hoyo del diablo”, son ejemplo de ello.

En un pequeño estudio ubicado en la Zona Universitaria, su director creativo, Leorian Ricardo, expresa a elCaribe que la profesionalidad con la que han asumido su trabajo ha ido borrando el estigma que solía recaer sobre los dibujantes dominicanos.

Al hablar de sus inicios, narra que uno de los primeros en confiar en el talento de Moro, fue el escritor Tomás Castro Burdiez, quien luego de asistir a una exposición en la Facultad de Artes, se acercó a ellos y les encargó la ilustración del libro “Caperucita de ida y vuelta”, que escribió junto a Marcio Veloz Maggiolo.

Desde entonces, Edison Montero, Wellington Simeón, Guillermo Pérez, Jorge Eduardo Pérez, Edward Valdéz y Leorian Ricardo, quienes no pasan de los 30 años, han ido conquistando nuevas metas, como la alcanzada el año pasado al ganar el primer premio al proyecto Reto Emprendedor, organizado por el Ministerio de Industria y Comercio.

Tras evaluar varias iniciativas emprendedoras, la institución gubernamental les otorgó un capital semilla de US$7 mil, así como capacitación y asesoría que dio un nuevo impulso a la incipiente microempresa.

Posteriormente ganaron el primer y segundo lugar del concurso más importante de publicidad, campañas y agencias a nivel universitario, apadrinado por la publicitaria Forcadell FW.

Asimismo, han expuesto sus trabajos de cómics en Japón, en el Instituto Cervantes, en Europa, así como en el Centro León de Santiago y Casa de Teatro.

Ya han publicado diez cómics, realizaron las caricaturas para el Carnaval de Santiago y han desarrollado el videojuego Jay Cash, parecido al famoso Candy Crush, el cual desarrollaron junto al comunicador René Castillo, y que está disponible para Android e IOS.

Aspiran incentivar a la lectura a través de los “paquitos”

“Nuestro objetivo es que se entienda que esto es algo de lo que se puede vivir. Estamos trabajando para que un día podamos hacer de nuestro producto, que son las historietas o cómics, un aporte a la juventud, que creen un sentimiento a la lectura”, afirma Ricardo.

Afirma que resulta más fácil para un niño aprender sobre la vida de personajes históricos como Duarte a través de historietas, por lo que recientemente trabajaron en el proyecto “Duarte, como nunca antes visto”, compuesto por seis historias autoconclusivas del patricio, la cual fue apoyada por proyectos culturales del Ministerio de Cultura, del que recibieron RD$700 mil y RD$50 mil de la plataforma del financiamiento colectivo Jompéame.

Aunque la mayoría de ellos provienen de estratos humildes han rechazado buenas ofertas laborales y de capacitación en el extranjero de parte de grandes empresas, ya que han puesto todo su empeño en hacer crecer la idea que es su pasión y seguir trillando el camino que sirva de inspiración para otros jóvenes.

“Hay que tener visión y saber dónde quieres ir”

Wellington Simeón, director de Arte, afirma que muchos de sus trabajos han llegado a otras latitudes a través de Internet llegando a recibir encargos de cómics de clientes de Estados Unidos y México. El joven, oriundo de Barahona, sostiene que “Si el arte se mantiene en la habitación nadie va a conocer el talento de uno, hay que tener proyección y saber hasta dónde uno quiere llegar para avanzar. Ahora mismo el que no sabe utilizar el Internet se va a quedar atrás. Hay un artista que dice que no importa el lugar donde te encuentres si tienes Internet nunca se sabe quién está del otro lado y vea el arte en línea, por eso es tan importante”, afirma. La historia de Moro Studio ha saltado a la fama tras ser promovida por la Dirección de Comunicación del Gobierno, generando miles de visitas

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu opinion

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons